Público
Público

El lehendakari asume impulsar y coordinar el plan de educación por la paz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El lehendakari, Patxi López, ha anunciado hoy que "asume personalmente" el impulso y la coordinación de todas las acciones incluidas en el Plan de Convivencia Democrática y Deslegitimación de la Violencia aprobado hoy por el Consejo del Gobierno Vasco en Gernika (Vizcaya).

En una comparecencia en solitario tras la celebración del citado Consejo, el lehendakari ha asegurado que para sacar adelante este plan no ha buscado "adhesiones acríticas" de partidos políticos, asociaciones y agentes educativos, sino "colaboraciones activas que encaucen las discrepancias", y ha resaltado que el Gobierno Vasco "ha primado la búsqueda de acuerdos a un calendario estricto de aprobación" de este proyecto.

López ha mantenido que el plan aprobado hoy es "una relectura constructiva" del Plan Vasco para la Paz y los Derechos Humanos aprobado por el anterior Gobierno Vasco tripartito presidido por Ibarretxe y, tras asegurar que "no ha renunciado a ninguna premisa de ese plan", ha afirmado que "hemos intentado incorporar todas las propuestas que nos han trasladado".

Ha explicado que uno de los "principios básicos de la reformulación" consiste en "poner el foco en el problema de terrorismo que vive Euskadi" y ha subrayado que "para lograr el fin definitivo del terrorismo no es suficiente detener a terroristas, sino que hay que deslegitimar el ejercicio del terrorismo".

Sobre la presencia de las víctimas en la aulas, uno de los aspectos que más polémica ha levantado de este plan, ha defendido que "el testimonio de las víctimas es un recurso valioso para socializar un sufrimiento injusto" y ha añadido: "no se trata ni de victimismo ni de trasladar odio, sino testimonios de una cruel realidad que sufrimos y necesita ser contada".

Este plan aprobado hoy, que no necesita se refrendado por el Parlamento vasco, cuenta con el respaldo del PP y UPyD, mientras que el PNV ha manifestado que lo apoya en alguno de sus puntos, pero no en su totalidad, después de haber mantenido una negociación directa sobre el mismo con el Ejecutivo de Vitoria.