Publicado: 06.03.2014 13:33 |Actualizado: 06.03.2014 13:33

Lesmes impone a la candidata del PP para presidir el Observatorio contra la Violencia de Género

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Indignación en parte del sector progresista del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) por el nombramiento de la nueva presidenta del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género, María Ángeles Carmona, adoptado hoy. Este sector denuncia la gestión "autoritaria" del presidente del órgano constitucional, Carlos Lesmes.

Carmona es actualmente la responsable del Gobierno del PP en Andalucía en materia de violencia de género. Varias fuentes del Consejo destacan la "incompatibilidad de ser presidenta del Observatorio judicial y, a su vez, depender del Ejecutivo". En concreto, es jefa de la Unidad de Coordinación Territorial de Violencia de Género de la Delegación del Gobierno en Andalucía desde el año 2012.

Lesmes ha impuesto a la candidata del PP, en lugar de la vocal y magistrada del Tribunal Supremo Clara Martínez de Careaga, quien preside la Comisión de Igualdad y era considerada la candidata natural, ya que la valoración de la respuesta judicial en violencia de género depende de la citada Comisión.

Martínez de Careaga era la candidata defendida por el sector progresista, mientras que Carmona llegó al CGPJ con la promesa del PP de que presidiría el Observatorio, como ha ocurrido finalmente.

En el sector progresista consideran que Lesmes "ha incumplido los acuerdos" con los que los 20 vocales del Consejo aprobaron en diciembre pasado, y por unanimidad, el reparto de las comisiones entre ellos. El reparto de las comisiones fue propuesto por Lesmes cuando accedió a la presidencia del Consejo.

Así, Martínez de Careaga "aceptó presidir la Comisión de Igualdad entendiendo que presidiría el Observatorio, en lugar de integrar la poderosa Comisión Permanente", según las mismas fuentes.

El artículo 610 de la actual Ley Orgánica del Poder Judicial -reformada por el PP- establece que corresponde a la Comisión de Igualdad "el estudio y seguimiento de la respuesta judicial en materia de violencia doméstica y de género, sirviéndose para ello del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género o de cualquier otro instrumento que se pueda establecer a estos efectos".

Sin embargo, la delegación de este cargo es una potestad atribuida al presidente del CGPJ en un Convenio con el que se creó el Observatorio, en el año 2002.

El Observatorio es una institución considerada clave en la respuesta judicial ante el fenómeno delictivo de la violencia de género. De forma periódica, organiza reuniones y cursos de formación para los jueces especializados, que ejercen en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer, Juzgados de lo Penal y Audiencias Proviciales.

La pugna entre Careaga y Lesmes, ambos magistrados del Supremo, se ha mantenido desde diciembre a cuenta de la elección de la presidencia del Observatorio.

El propio Lesmes habría prometido a Martínez de Careaga la presidencia del Observatorio, en consonancia con lo realizado por consejos anteriores. Pero, ahora, ha cambiado de opinión.

La opción de Carmona, validada este jueves por la Comisión Permanente del Consejo, supone de "facto" dejar sin muchas competencias a la Comisión de Igualdad.

Al mismo tiempo, la Comisión Permanente del Consejo ha nombrado vocales del Observatorio a Carmen Llombart y a Pilar Sepúlveda.

El hondo malestar que ha causado esta última decisión de Lesmes ha provocado que los vocales más críticos del órgano de gobierno de los jueces se planteen la solicitud de convocatoria de un Pleno Extraordinario, con el objeto de discutir lo que consideran que es una gestión "autoritaria" y "falta de diálogo", informa Europa Press.

En el Consejo se ha extendido una sensación de malestar entre varios vocales desde que comenzó el mandato de este Consejo, tanto por las decisiones de Lesmes como por las formas en las que se adoptan.

Esta es la razón por la que ya se tendría el apoyo de los cinco vocales que se precisan para forzar la convocatoria de un Pleno extraordinario.

Pese a la oposición de muchos vocales a la hora de conformarse con el puesto que Lesmes había pensado para ellos en el nuevo Consejo, que concentra todo su poder en la Comisión Permanente, el diseño del presidente obtuvo el voto unánime de todos ellos en el Pleno en el que se aprobó quien iba a integrar cada una de sus comisiones. Por ello, algunos se sienten traicionados por las decisiones posteriores a dicho apoyo.

El enfado ya se evidenció el pasado jueves, cuando el Pleno retiró del orden del día una reforma de su Reglamento dirigida a permitir que se pueda delegar en determinados funcionarios de este órgano atribuciones que se entienden menores, tales como aprobar prórrogas de jurisdicción de los jueces, licencias por enfermedad o sustituciones.

La medida mereció un escrito de queja de seis vocales del "ala progresista" de este órgano, que consideran que de aprobarse estas medidas se vaciarían de contenido algunas de sus atribuciones y se les arrebatarían competencias.

Los firmantes de este escrito de queja son los vocales Roser Bach, María Victoria Cinto, Clara Martínez de Careaga, Rafael Mozo, María Concepción Sáez y Pilar Sepúlveda, ninguno de los cuales estuvo presente durante la rueda de prensa posterior al Pleno, mientras que otros miembros del Consejo sí acompañaron a su presidente durante su comparecencia.

María Ángeles Carmona ejerce como secretaria judicial en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 3 de Sevilla desde el año 2009, al tiempo que compatibiliza su cargo dependiente del Gobierno y como vocal del CGPJ.

A su vez, Clara Martínez de Careaga ejerce como jueza desde hace 31 años, ha sido miembro de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribvunal Superior de Justicia de Madrid y fue la primera mujer de la historia en ingresar en la Sala de lo Militar del Tribunal Supremo, en el año 2009. Está casada con Cándido Conde-Pumpido, ex fiscal general del Estado.