Público
Público

La leyenda urbana de la Coca-Cola Zero tóxica

Venezuela retira del mercado un refresco sin azúcar sin explicar los motivos  

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El pasado 10 de junio, el Ministerio del Poder Popular para la Salud y el Bienestar Social de Venezuela comunicó que retiraba de la venta una bebida gaseosa, la Coca Cola Zero, de reciente introducción en el país. Aducía para la retirada que dicho refresco 'contiene un componente que puede resultar perjudicial para los humanos', aunque no especificaba cuál era.

La pista sobre el ingrediente que originó la prohibición la aporta, no obstante, uno de los llamados bulos de Internet, informaciones falsas que se transmiten en correos masivos y que no tienen un origen claro, pero sí un ingrediente común: alertar sobre el consumo de productos legales y aprobados por las autoridades sanitarias. El que afecta a la Coca Cola Zero comenzó con el lanzamiento de la bebida en México a principios de 2007.

Poco después de esa fecha, comenzó a circular un correo que informaba de que uno de los compuestos del refresco el edulcorante artificial ácido ciclámico (ciclamato o E-952) estaba prohibido en EEUU y que, sin embargo, el compuesto se usaba en la versión mexicana. El bulo también llegó a España, donde el listado de ingredientes muestra que también se usa el E-952.

En efecto, el edulcorante está prohibido en EEUU. Sin embargo, tal y como explican fuentes de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, el compuesto es legal no sólo para las autoridades sanitarias europeas legislación por la que se rige España, sino también para la OMS.

Así se puede leer en la directiva 2008/60/CE del 17 de junio de 2008, por la que se establecen criterios específicos de pureza de los edulcorantes que pueden emplearse en los productos alimenticios. De hecho, el ácido ciclámico es ingrediente de varios sustitutivos del azúcar.

Pero si el sustituto del azúcar es ilegal en EEUU, ¿por qué se emplea en otros países, habiendo alternativas? El portavoz de Coca-Cola España, Carlos Chaguaceda, señala que 'excepto en la bebida original, el resto de las modalidades del producto cambian su composición según el país'.

Además, apunta a que 'no se ha intentado la aprobación del edulcorante en los últimos 20 años', lo que confirma un portavoz de la FDA, que explica que en 1982 se pidió por última vez su autorización: 'Entonces se desmintieron las dudas sobre su carcigenocidad, pero hubo otras cuestiones de seguridad que el fabricante no supo avalar suficientemente'.

El ingrediente fue prohibido por la FDA en 1969 porque un estudio en ratas sugirió que podía causar cáncer de vejiga.

Esta teoría desmonta el bulo, pero deja sin explicación la prohibición de Coca-Cola Zero en Venezuela. Según Chaguaceda, una de las paradojas de la medida es que el edulcorante de la polémica no es el utilizado en este país latinoamericano, lo que se puede comprobar en el etiquetado.

Así, el portavoz de Coca-Cola apunta a una animadversión del Gobierno de Hugo Chávez hacia la empresa que es uno de los mayores símbolos del país capitalista por excelencia. En 2003, el presidente venezolano ordenó a Coca-Cola 'abandonar' un terreno para dedicarlo a viviendas sociales y también registró sus oficinas.

El Ministerio de Salud, sin embargo, niega esta acusación: 'El único interés del Gobierno nacional en este procedimiento es actuar a favor de la salud de toda la población', concluye.