Público
Público

LG resiste a la crisis y se convierte en patrocinador de la F-1

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La empresa de electrónica LG ha optado por resistir a la crisis crediticia y anunció el miércoles un acuerdo de patrocinio de cinco años con el campeonato del mundo de Fórmula Uno.

"La historia demuestra que si uno quiere construir una marca, tiene que invertir en ella", afirmó el director de marketing de la empresa surcoreana, Dermot Boden, en una rueda de prensa ofrecida con el director comercial de la F-1, Bernie Ecclestone.

"Y si uno quiere tener éxito, invertir cuando hay desaceleración económica es probablemente uno de los mejores momentos para construir la marca", añadió.

Ecclestone señaló que LG se convertiría en uno de los patrocinadores oficiales de la F-1, deporte que está aumentando su presencia en zonas como Asia y Oriente Próximo, y que su marca aparecerá en la emisión internacional de las carreras, en los cronómetros y en los gráficos utilizados en esta categoría.

Además, LG, que tiene más de 82.000 empleados en todo el mundo y en 2007 ingresó 44.000 millones de dólares (unos 34.000 millones de euros) por sus ventas en todo el mundo, adquirirá los derechos de comercialización de los productos electrónicos, teléfonos móviles y procesadores de datos oficiales de la competición.

Aunque no se han ofrecido detalles financieros del acuerdo, Boden indicó que los beneficios alcanzarían decenas de millones de dólares durante los cinco años de contrato.

"No es un acuerdo barato", aseguró el directivo.

Boden comentó que LG había considerado la opción de patrocinar a un equipo de F-1, pero señaló que el trato con Ecclestone le da a la empresa una presencia regular durante cada carrera.

Por otra parte, Ecclestone le restó importancia al impacto que tendrá la crisis del crédito sobre la Fórmula 1, a pesar de que la mayoría de los constructores están sufriendo un importante descenso en las ventas.

Además, el británico dejó abierta la posibilidad de celebrar un gran premio en Corea del Sur en 2010, aunque aclaró que habrá que esperar a un mayor acercamiento a la F-1 por parte de los aficionados surcoreanos.