Público
Público

LGTBifobia Dos agresiones homófobas en la semana del "repunte de la intolerancia"

El autobús de Hazte Oír y las polémicas declaraciones de los obispos coinciden con la violencia física: "Forma parte de un todo", señalan desde la Federación Estatal LGTB

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

Activistas en favor de los derechos de las personas LGTBi se manifiestan en Colombia a favor del matrimonio igualitario. AFP

"¡Maricón!". Es la descalificación que han escuchado dos víctimas de violencia homófoba antes de ser agredidas por su orientación sexual esta semana. Una de ellas estaba en Cádiz vestida de drag queen y participaba en el Carnaval con el coro "La reina de la noche". La comparsa quedó cuarta en el concurso oficial de la ciudad con una canción cuya letra pide tolerancia y libertad sexual.

La segunda salía de un local de ambiente en el barrio madrileño de Chueca y su agresor, tras confirmar su homosexualidad, la atacó rompiéndole el húmero y provocándole cortes en la cara tras lanzarle un vaso.

"Hay intolerancia arraigada en determinados sectores, que aunque son cada vez más pequeños, repunta la violencia física y verbal", afirma la Federación Estatal LGTB

Estas dos agresiones se producen en una semana protagonizada por la campaña de intolerancia con las personas LGTBi lanzada por la asociación ultracatólica Hazte Oír. El juez de Instrucción número 42 de Madrid prohibió circular al autobús que publicitaba el lema de la campañaLos niños tienen pene. Las niñas tienen vulva. Que no te engañen. Si naces hombre, eres hombre. Si eres mujer, seguirás siéndolo− al entender que denigran a los menores transexuales.

También esta semana aparecía se convertían en noticia las palabras del obispo de  
Canarias, Francisco Cases, que afirmó que se la habían "llenado los ojos de lágrimas" tras la Gala Drag Queen de Las Palmas, donde triunfó Drag Sethlas con un número que hacía referencias a la Virgen y a la crucifixión de Cristo. 

"Ha triunfado la frivolidad blasfema", decía Cases en una carta, "triunfado en los votos y triunfado en los aplausos de una muchedumbre enardecida". El obispo también comparó los hechos con el accidente del avión de Spanair −algo por lo que terminó pidiendo perdón− y convocó una misa para rezar por lo sucedido. Las críticas no tardaron en llegar, siendo el alcalde de la ciudad, Augusto Hidalgo (PSOE), el primero en defender que la fiesta drag es "transgresión" y "libertad" y que también representa "la tolerancia".

"Forma parte de un todo"

La Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) descarta hacer una "relación causa-efecto" entre los hechos acaecidos esta semana y las agresiones, pero señala que "es evidente es que hay una intolerancia arraigada en determinados sectores, que aunque son cada vez más pequeños, repunta la violencia física y verbal contra las personas LGTBi".

"No son cosas puntuales, sino que forman parte de un todo", explican a Público, apuntando que muchas de estas agresiones no se denuncian y, por tanto, no salen a la luz: "Puede que hayan pasado otras tantas cosas de las que no nos hayamos enterado".

Mientras, Hazte Oír ha anunciado que va a cubrir el eslogan denunciado con un "vinilo gigante" que portará otros mensajes "muy llamativos" en contra de la "ideología de género".

"No es estorbo, incluso si me molesta su modo de ser"

En este sentido, el cardenal y arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha evitado este viernes dar su opinión sobre la polémica del autobús de Hazte Oír, criticando en vez de ello a los medios de comunicación por la cobertura que han hecho de la noticia.

El cardenal y arzobispo de Madrid, ha evitado dar su opinión sobre el autobús, criticando en vez de ello a los periodistas

"No entro en autobuses sino entro en esta pregunta (...) pongan este eslogan: ¿qué nos pasa para no saber lo que nos pasa?", ha dicho Osoro a los periodistas, a los que ha instado a responder y "ayudar a responder" esta cuestión. Sobre la intolencia contra las peronas LGTBi, el cardenal ha expresado: "No es estorbo para mí, incluso si altera mis planes, incluso si me molesta su modo de ser y sus ideas, si no es del todo como esperaba. El amor tiene siempre un sentido de profunda compasión que me lleva a aceptar al otro como parte de este mundo también cuando actúa de un modo diferente a lo que yo desearía", ha sostenido.

Las dos víctimas de violencia homófoba han denunciado las agresiones ante la Policía.