Publicado: 29.04.2014 12:29 |Actualizado: 29.04.2014 12:29

Liberada una joven obligada a prostituirse tras ser comprada por 1.500 euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional ha liberado en Figueres (Girona) a una joven de 19 años a la que una pareja sometía a todo tipo de vejaciones y agresiones sexuales para forzarla a prostituirse, tras comprarla por 1.500 euros a dos proxenetas que la captaron bajo engaño en Rumanía cuando aún era menor de edad.

Según ha informado este martes la Policía Nacional, en la operación para liberar a la chica han sido detenidos los dos supuestos proxenetas de Figueres -de los que uno ha ingresado en prisión y el otro ha quedado en libertad con cargos-, mientras que han sido imputadas otras tres personas, que se encuentran huidas en Rumanía.

Tras ser liberada, la joven ha explicado a la Policía que ha sufrido un auténtico calvario, ya que la pareja de proxenetas de Figueres, ambos de origen rumano, la obligaba a prestar servicios sexuales las 24 horas del día, tanto en un club de alterne de Hostalets de Llers (Girona) como en su propio domicilio.

La joven fue captada cuando aún era menor de edad mediante engaños por una pareja de proxenetas de Rumanía, que la obligaron a ejercer la prostitución en locales de Italia y posteriormente de la provincia de Girona. Los dos proxenetas de Rumanía le reclamaban 500 euros en concepto de deuda, por lo que, según la Policía, se apropiaban de la totalidad de la recaudación por sus servicios sexuales.

Meses después de haberla captado, estos proxenetas de Rumanía vendieron a la chica por 1.500 euros a una pareja de compatriotas de Figueres, que continuaron obligándola a prostituirse en el mismo prostíbulo de Hostalets de Llers y en su propio domicilio, mediante todo tipo de coacciones. La operación policial se inició a raíz de las informaciones recibidas por la Policía Nacional de parte de la embajada de Rumanía en España, alertando que había una joven rumana que podía estar siendo explotada sexualmente en Girona.

Los agentes de la Policía Nacional especializados en la lucha contra las redes de trata de personas para la explotación sexual localizaron en Figueres a un supuesto proxeneta y a su pareja, que sometían a la chica a un férreo control, ya que la trasladaban diariamente al club de alterne de Hostalets de Llers para que se prostituyera.

Lo dos detenidos están acusados de los delitos de trata de seres humanos, prostitución coactiva y agresión sexual, mientras que todavía quedan pendientes de arrestar dos mujeres y un hombre que se encuentran en Rumanía fugados de la justicia española. En concreto, se trata de la pareja que captó inicialmente a la joven en Rumanía y de una mujer que colaboraba con los proxenetas de Figueres en las labores de control de la chica cuando era obligada a prostituirse en el domicilio particular.