Publicado: 24.01.2014 09:50 |Actualizado: 24.01.2014 09:50

Liberado un empresario gallego y detenidos siete de sus secuestradores

Entre los arrestados, que habían pedido un rescate de 70.000 euros, se encuentra un matrimonio mayor que custodiaba al rehén en un cobertizo en "condiciones infrahumanas".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Unidades especiales de la Guardia Civil han liberado esta madrugada en Lalín (Pontevedra) a un empresario gallego que llevaba secuestrado desde el pasado fin de semana y ya son siete los detenidos,  dos de ellos tras embestir en la mañana de este viernes a un coche del instituto armado en la localidad coruñesa de Melide. Aunque la operación sigue abierta, los detenidos hasta ahora tienen nacionalidad española y edades próximas a los 60 años; entre ellos se encuentra un matrimonio mayor que se encargaba de custodiar al rehén. Además, durante la liberación se incautó una pistola.

Los agentes de la Guardia Civil localizaron en la tarde del jueves el lugar en el que estaba retenido el secuestrado, en Xar, una aldea próxima a Lalín (Pontevedra), un empresario del sector maderero, de entre 30 y 40 años. El habitáculo en el que se encontraba el secuestrado era un pequeño cobertizo dentro de la granja. Fuentes próximas a la investigación han indicado que estaba maniatado y encapuchado, "en condiciones infrahumanas".

Los captores habían pedido un rescate de 70.000 euros y habían fijado un plazo para su pago, que expiraba hoy. Según las fuentes, fue precisamente la gestión de la reclamación de ese rescate lo que condujo a los agentes a la pista para el arresto de los secuestradores y la liberación del empresario.

Se trata de una banda cuyos integrantes tienen antecedentes dedicada a secuestros exprés. La Guardia Civil encuadra este suceso dentro de los denominados "secuestros extorsivos" en el que el secuestrado y su familia no conocen a los secuestradores. El secuestro estaba planeado desde hace más de tres meses, de acuerdo con los datos que han salido a la luz en la investigación. 

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) y otras unidades especiales de la Guardia Civil han llevado a cabo la operación, que continua abierta a la espera de nuevos registros. 

Los investigadores del caso han descubierto que fue el pasado sábado 18, "mediante engaño", cuando los secuestradores consiguieron llevar al empresario hasta un bosque alejado de la vivienda de la familia con la excusa de realizar un negocio de la madera.

Una vez en el lugar, le abordaron y por la fuerza lo introdujeron en el maletero de un vehículo, trasladándolo a un primer cobertizo, sufriendo el secuestrado "unas temperaturas extremas" por lo que fue movido posteriormente a un anexo de la propia vivienda habitual de alguno de los secuestradores, donde le tuvieron encapuchado y amenazado durante todo el tiempo. Fuentes de la investigación han concretado que durante las negociaciones entre los secuestradores y la familia, ésta ha sufrido una gran tensión, ya que los secuestradores constantemente "amenazaban con matar al secuestrado o con ocasionarle amputaciones graves".