Público
Público

Liberados en Turquía tres militares de alto rango

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tres oficiales retirados del Ejército turco fuero liberados el jueves, en una medida que podría ayudar a evitar una confrontación entre el Gobierno de raíces islámicas y las fuerzas armadas laicas.

No estuvo claro de inmediato si los oficiales, dos de ellos ex comandantes que pertenecían al escalafón más alto del Ejército, afrontarían cargos en relación con el caso.

Las tensiones entre el Ejército y el partido AK, en el poder, han aumentado bruscamente tras la detención el lunes de 50 oficiales acusados de conspirar para derrocar al Gobierno del primer ministro Tayip Erdogan en 2003.

El conflicto, en un país donde el Ejército ha derrocado a cuatro gobiernos en los últimos 50 años, ha golpeado a la moneda y las acciones turcas, y ha fomentado rumores sobre unas elecciones anticipadas.

El jueves por la tarde, los fiscales liberaron los tres detenidos de mayor rango, el ex comandante de la Fuerza Aérea Ibrahim Firtina, el ex jefe de la Armada Ozden Ornek, y el ex segundo al mando del Estado Mayor, Ergin Saygun, dijeron varios medios locales.

Unos 20 responsables de alto rango del Ejército ya han sido acusados y permanecen detenidos por su relación con una conspiración cuyo nombre código era "Almádena".

El presidente Abdulah Gul había mantenido anteriormente negociaciones de crisis con Erdogan y el general Ilker Basbug, y emitió un comunicado garantizando a los turcos que los problemas del país serían resueltos "dentro del marco de la Constitución".

"Todos deben actuar con responsabilidad para evitar dañar a nuestras instituciones", dijo Gul.

Erdogan describió la reunión como "muy buena" y dijo que no había planes para la celebración de elecciones anticipadas, informaron varios medios locales. No hubo de inmediato comentarios del general Basbug.

Si bien el Ejército ha dicho que los días de los golpes de Estado han terminado, se cree que el general Basbug está bajo una intensa presión de las propias Fuerzas Armadas por defender el prestigio de la institución.

El Partido AK, que fue elegido por primera vez en 2002 por una enorme mayoría frente a unos rivales manchados por acusaciones de corrupción y mal gobierno, también está implicado en una disputa con el Poder Judicial, otro pilar de la elite laica que representa a la vieja guardia de Turquía.

Los laicos de línea dura creen que el partido de Erdogan persigue una agenda islamista oculta. El Partido AK, que también está integrado por fuerzas nacionalistas y de centro derecha, niega tales acusaciones.

Las próximas elecciones parlamentarias están previstas para

2011.