Público
Público

Los liberales alemanes votan el pacto de coalición de Gobierno con la Unión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Partido Liberal (FDP) votará hoy el pacto de coalición de Gobierno con la Unión (CDU/CSU) que designará a su líder, Guido Westerwelle, como nuevo vicecanciller y ministro de Asuntos Exteriores de Alemania.

El pacto de Gobierno, presentado oficialmente ayer tras cuatro semanas de negociaciones, incluye una reforma fiscal que a partir de 2011 supondrá una rebaja impositiva de 24.000 millones de euros.

La descarga fiscal, el principal requisito del FDP para una eventual coalición, se sitúa así entre los 15.000 millones que inicialmente ofrecía la CDU -luego mejorada a 20.000 millones- y los 35.000 millones con que hicieron campaña los liberales.

El pacto fue presentado ayer por la líder de la Unión Cristianodemócrata (CDU), Angela Merkel, su homólogo socialcristiano (CSU), Horst Seehofer, y Westerwelle.

Además de la cartera de Exteriores, el texto contempla que al socio menor de la coalición de centro-derecha le corresponden los ministerios de Economía, Sanidad, Justicia y Cooperación y Ayuda al Desarrollo.

El hasta ahora secretario general del partido, Dirk Niebe, asumirá la titularidad de Cooperación mientras que Rainer Brüderle, experto económico de su partido desde la década de los noventa, se hará con la cartera de Economía.

Su colega Sabine Leutheusser-Schnarrenberger, asumirá Justicia, un cargo que ya ocupó en el gobierno del canciller Helmut Kohl.

El miembro más joven del Gabinete, Phillipp Rössler, de 36 años, dirigirá el departamento de Sanidad.

El pacto de coalición, que hoy votará el FDP, contempla una amplia reforma sanitaria que llevará a congelar la cuota por trabajador que pagan los patronos y a crear una aportación que deberá pagar cada empleado, independientemente de sus ingresos.

El texto recoge el propósito del Gobierno de elevar las partidas presupuestarias destinadas a investigación, educación y ciencia al 5 por ciento a partir de 2010.

En materia de política energética, el acuerdo contempla prolongar la vida de los reactores nucleares que cumplan las condiciones de seguridad, lo que supone un revés al proceso de abandono atómico iniciado en 2000, durante el gobierno del socialdemócrata Gerhard Schröder y que debía terminar en 2020.

La CDU y la CSU votarán mañana el pacto en sendos congresos y el próximo martes se constituirá el nuevo Parlamento federal (Bunsdestag). Merkel se someterá a su votación un día después.