Público
Público

Liberbank quiere mandar un año a casa al 60% de su plantilla

La entidad, fruto de la unión de Cajastur, Caja de Extremadura y Caja Cantabria presenta a los sindicatos un "impresionante y duro" plan de ajuste para ahorrar 100 millones, tras la ruptura de la fusión con Ibercaja en pleno pr

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El grupo Liberbank (nacido de la fusión de Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria) ha propuesto a CCOO, UGT y CSICA suspensiones de contratos durante un año como máximo en un periodo de tres años, reducciones de salarios, congelación de las aportaciones al plan de pensiones y reducciones de jornada. Según fuentes sindicales, estas son algunas de las medidas que contempla el Plan de Viabilidad que ha presentado la empresa alegando 'causas económicas y productivas' y que han conocido este martes los representantes de los trabajadores en una reunión que se ha celebrado en Madrid.

En concreto, según estas mismas fuentes, Liberbank ha planteado suspensiones de contrato durante un año como máximo en un periodo de tres años, medida que podría afectar al 60% de la plantilla (5.528 empleados), y ha propuesto reducir los salarios a nivel de convenio, que puede ser del 40% en algunos casos. Asimismo, la entidad financiera quiere congelar las aportaciones al plan de pensiones y reducir la jornada a los trabajadores, que podría ser del 50% en algunos casos, y que llevaría aparejada una reducción de sueldo. Otras medidas de ahorro propuestas son jubilaciones parciales, reducción de empleo en filiales, suspensión de beneficios sociales, agrupación y nueva clasificación de oficinas.

Liberbank recuerda en su escrito que es la entidad que ocupa el cuarto lugar con mayor retribución total de los empleados, con una cuantía anual media de 49.717 euros, lo que supone un 12 por ciento más que la mediana del sector, y se sitúa entre el 25% de las entidades con mayor retribución. La entidad explica a sus trabajadores que 'la actual situación de crisis y su impacto en la actividad de Liberbank' requiere 'continuar con la adopción de medidas de reducción de gastos y recuerda que desde hace meses se han ido aplicando medidas para aumentar la eficiencia y competitividad.

Fuentes de la entidad han asegurado que en las negociaciones se plantea una rebaja de los salarios de los directivos de Liberbank y han destacado que su remuneración está por debajo del umbral fijado para las entidades controladas por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). La entidad pretende ahorrar unos 100 millones con estas medidas, según han informado estas mismas fuentes.

Los sindicatos califican de 'impresionantes y duros' los 'recortes' presentados este martes por la empresa. Han pedido a la empresa que retire el documento hasta que el Banco de España y la autoridad europea no apruebe el plan de viabilidad y que demuestre 'con datos' las causas económicas y productivas que aduce para realizar los ajustes. Los sindicatos también han exigido que los directivos se bajen el salario a los mismos niveles que tienen los directivos de las entidades intervenidas por el FROB y que el Consejo de Administración sólo cobre dietas por desplazamiento.

Estas medidas se incluyen en el plan de viabilidad con el que Liberbank prevé mantener su independencia y cubrir sus necesidades de capital, que alcanzan los 1.198 millones de euros, sin ayuda pública. El encuentro de este martes es el segundo que han mantenido la dirección de Liberbank y los sindicatos después de que el presidente del grupo, Manuel Menéndez, se reuniera la semana pasada con ellos tras romper su proyecto de unión con Ibercaja y Caja3.

En ese encuentro, el presidente de la entidad se mostró confiado en mantener la independencia de Liberbank y cubrir sus necesidades de capital, pero con la entrada en su accionariado de un inversor privado. En concreto, la entidad desveló que para cumplir con los requerimientos barajaba la posibilidad de captar capital privado mediante su salida a bolsa, traspasando sus activos inmobiliarios al  banco malo y con un plan de recortes salariales que no incluía despidos. Liberbank anunció el lunes que pedirá en la próxima junta general de accionistas, prevista para el 30 de noviembre, el visto bueno para aumentar capital.