Publicado: 15.10.2015 20:09 |Actualizado: 15.10.2015 20:10

Liberbank quiere prejubilar a 612 trabajadores en medio de su ERTE

El banco comunica a los sindicatos esta medida de bajas voluntarias, que se pondrá en marcha de forma progresiva en 2015, 2016 y 2017.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Fachada de uno de las sucursales del banco Liberbank

Fachada de uno de las sucursales del banco Liberbank

MADRID.- Liberbank, el grupo formado por Cajastur-Banco CCM, Caja Cantabria y Caja Extremadura, tiene intención de iniciar un plan de bajas voluntarias incentivadas para los trabajadores de mayor edad, según informa eldiariocantabria.es. Un total de 612 trabajadores podrán acogerse a una medida que ya ha sido presentada a los sindicatos y cuyo objetivo es "el rejuvenecimiento de la plantilla, por un lado, y el cumplimiento de determinadas expectativas de este colectivo, por otro".

Así lo ha indicado el secretario nacional de Banca y Ahorro de CSI-F y representante del sindicato en el Banco CCM, José Manzanero, que ha añadido que este plan se pondrá en marcha "de forma inminente".



Manzanero ha apuntado que ha sido el Consejo de Administración de la entidad el que ha acordado poner en marcha esta medida, dirigida a aquellos empleados nacidos en 1956, 1957 y 1958, que podrán acogerse a estas bajas voluntarias progresivamente en este 2015, en 2016 y en 2017.

Desde el sindicato han valorado positivamente esta oferta realizada por la entidad, pues "es voluntaria" y "todo aquel que quiera acogerse lo podrá hacer". Además, Manzanero añade que "no afecta" a la cuenta de resultados "puesto que está dotada".

"Entendemos que es una medida positiva puesto que, si las condiciones son normales y buenas, será aceptada por los trabajadores afectados y el sindicato lo ve bien", ha manifestado.

80% del salario

Según el documento entregado por la entidad a los sindicatos, Liberbank ofrece entre el 75 y el 80% del salario neto a más de 600 empleados en este plan de bajas incentivadas, que se anunció el pasado 30 de junio.

Las condiciones principales de esta medida son, por una parte, una renta mensual para el empleado hasta que cumpla 63 años de edad, que será equivalente al 60% de su salario bruto fijo actual, sin reducción de jornada ni reducciones del ERTE, y con unos límites de un mínimo del 75% y un máximo del 80% del salario neto que percibiría el trabajador de seguir trabajando.

Del mismo modo, se lleva a cabo el mantenimiento de las condiciones de los préstamos de empleados en vigor y, finalmente, el pago por Liberbank del Convenio Especial hasta los 63 años para el mantenimiento de las pensiones de jubilación de los empleados acogidos al plan.

Fechas previstas

Este plan de bajas voluntarias incentivadas preveía como fechas en las que se materializarían las salidas serían a 31 de diciembre de 2015, los nacidos con anterioridad a 31 de diciembre de 1956; 31 de diciembre de 2016, los nacidos en el año 1957; y 30 de junio de 2017, los nacidos en el año 1958.

El documento indica que las condiciones económicas más relevantes de este plan, comunicadas a los sindicatos, "son homogéneas para todos los beneficiarios y similares a las pactadas en los últimos procesos de bajas en el sector bancario español".

La ejecución de este plan de bajas incentivadas tendrá un coste estimado, a valor actual, de alrededor de 111 millones de euros, importe que ya está provisionado por Liberbank.