Público
Público

En libertad con cargos los 30 detenidos en Madrid por la ocupación del 'Banco Malo'

Los agentes apresaron el pasado jueves a los activistas por allanamiento de morada y resistencia y desobediencia a la autoridad por ocupar las oficinas de Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración bancaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los treinta activistas antidesahucios detenidos este jueves tras ocupar 'el Banco Malo' han sido puestos en libertad con cargos por la Policía Nacional tras prestar declaración, han informado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Los agentes apresaron ayer a los activistas por allanamiento de morada y resistencia y desobediencia a la autoridad por ocupar esta tarde las oficinas de Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración bancaria (Sareb), conocida como 'banco malo', situado en el número 89 del madrileño Paseo de la Castellana.

Un centenar de miembros de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) habían llegado a la sucursal, la mayoría provenientes de una concentración en los Juzgados de Plaza de Castilla en apoyo a quince activistas de 'Stop Desahucios' juzgados por desórdenes públicos por ocupar el pasado noviembre una sucursal bancaria en defensa del derecho de la vivienda.

Los manifestantes entraron a las 13 horas en tromba a la oficina con parcartas y gritando para exigir a esta organización que cumpla 'las promesas de alquiler social' que los bancos habían realizado a las viviendas que habían adquirido . En torno a las 14.45 horas se encontraban concentradas 70 personas en el lugar en actitud pacífica, 30 en el interior del recinto y 40 en el exterior. Varias unidades de agentes de la Unidad de Intervención Policial (UIP) se acercaron al lugar de los hechos, han indicado las fuentes policiales. Sobre las 15 horas, el director de la Sociedad interpuso una denuncia porque uno de los ocupantes realizó una pintada en el interior del local. Posteriormente interpuesto otra denuncia por un delito de allanamiento de morada.

Ante ello, los agentes informaron a los activistas de esta situación y les advirtieron de que debían desalojar el edificio si no querían ser detenidos. Ante su negativa a hacerlo y a identificarse, los policías arrestaron a las 30 activistas antidesahucios, que fueron trasladados a la comisaría de Tetuán.