Público
Público

Libertad de expresión "Yo creo que si el Papa viera el dibujo no se sentiría ofendido; al contrario, se reiría"

Este lunes declara ante la juez el concejal de Culturas del Ayuntamiento de A Coruña, José Manuel Sande, de En Marea, acusado de ofender los sentimientos religiosos por un dibujo del Papa para promocionar el Carnaval.

Publicidad
Media: 4.27
Votos: 11
Comentarios:

Cartel del Carnaval que ha provocado la imputación de un concejal de A Coruña.

El Concejal de Culturas del Ayuntamiento de A Coruña, José Manuel Sande.

El concejal de Culturas del Ayuntamiento de A Coruña, José Manuel Sande, de En Marea, acudirá este lunes al juzgado de Instrucción número 3 de la ciudad, que lo ha citado como investigado por un delito de ofensa a los sentimientos religiosos. ¿El motivo? Negarse a retirar un cartel promocional del Carnaval en el que aparecía un dibujo del artista Alberto Guitián, que representa a un hombre disfrazado de Papa piripi.

A Sande le podrían caer de ocho a doce meses de multa si la jueza Margarita de Ron, titular del juzgado, considera que el edil actuó intencionadamente y debe aplicársele por tanto lo establecido en el artículo 524 del Código Penal, que castiga con esa pena a quienes “para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican”.

“Yo creo que si el Papa viera el dibujo no se sentiría ofendido. Al contrario, se reiría”, afirma el concejal, quien recuerda además que su autor, Alberto Guitián, es un artista de reconocida trayectoria, ex colaborador de publicaciones como El jueves, y que el cartel en cuestión formaba parte de una serie satírica que representaba también, entre otros personajes, a Maria Antonieta, a Napoleón y a Josefina y a Enrique VIII.

“El carnaval es una celebración irreverente, y decidimos hacer la promoción con carteles de autor que pretendían representar a los distintos poderes contra los que se dirige en esa época la irreverencia y la imaginación popular. Pero en ningún caso había intención de ofender”, explica.

Este diario ha tratado sin éxito de ponerse en contacto con la Asociación de Viudas de Lugo, varias de cuyas asociadas son autoras de la denuncia. El concejal se muestra perplejo no tanto porque ésta se haya presentado, sino porque una jueza la haya admitido a trámite y lo haya citado a él como investigado, es decir, como imputado según la antigua figura penal.

Cartel de Carnaval del artista Alberto Guitián por el que ha resultado imputado el concejal José Manuel Sande.

Se teme que el asunto pueda tener más recorrido y que no se cierre después de su declaración, porque tiene claro que no se arrepiente de nada ni va a pedir perdón. “Sería admitir que hay motivos para hacerlo, y no es así. Este caso afecta a la libertad de creación artística y a la libertad de expresión”, cuenta Sande. “Y también al sentido del humor y a la tradición del carnaval de A Coruña y de la ciudad como impulsora cultural del cómic y el diseño artístico [aquí se celebra cada verano el certamen Viñetas desde o Atlántico, en el que participan autores y editoriales de todo el mundo]”.

Lo cierto es que el tema parece retrotraer tanto a la España más oscura que ninguno de los tres partidos de la oposición, ni siquiera el Partido Popular, se ha pronunciado sobre él ni ha emitido crítica alguna contra el edil o el autor de los dibujos.