Público
Público

La libertad de expresión y sus límites en internet

La fiscalía actúa contra una web que publicó insultos hacia una diputada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Esta tía es totalmente violable. Pero no por lo buena que está, que da asco la cerda, sino por hacerla daño y mucho'. 'La cara de puta zorra ladrona y vaga que tiene, esa mierda es la que manda hoy en España gracias al socialismo criminal'. Estos comentarios vertidos por varios usuarios en la página web Periodista Digital contra la portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, Isabel Rodríguez, han provocado en las últimos días un cruce de acusaciones entre dirigentes regionales del PSOE y del PP, y la apertura de diligencias de la fiscalía contra la web por un posible delito de 'injurias graves con publicidad'.

Los insultos contra Rodríguez fueron publicados en dicha web el pasado mes de julio. Tres meses después, todavía podía accederse a ellos. El diario El País avanzó, el pasado viernes, la actuación del ministerio público contra Periodista Digital, que ayer arremetió contra el diario de Prisa. Según esta web, dirigida por Alfonso Rojo, 'la Fiscalía de Toledo debería ampliar las diligencias' contra El País, ya que el periódico publicó unas expresiones que 'ya no eran accesibles por haber sido eliminadas' de la web.

'Se debe aplicar la responsabilidad al dueño del medio', afirma un experto

El catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Castilla-La Mancha, Luis Arroyo Zapatero, explicó ayer a Público que 'las injurias son punibles siempre. El que se hayan hecho en internet no es una patente de corso para que queden impunes'. Este experto considera que la justicia debe perseguir no sólo al responsable de estos insultos contra Isabel Rodríguez, sino también 'a quien editó y dejó que estos insultos se publicaran en la web'. 'Si no se identifica al autor de los insultos, se debe aplicar la responsabilidad al propietario del medio digital, que es el responsable de su publicación', sostiene Arroyo, quien precisa que en el caso de los medios tradicionales como los de papel, quien autoriza la edición y divulgación de un texto es el responsable. 'Esto también debería pasar en un medio digital', destaca.

Para el abogado Carlos Sánchez Almeida, especializado en internet, las injurias vertidas contra un cargo público son 'perceptibles de que la fiscalía actúe de oficio'.

'No hay anonimato en la red, todo usuario deja rastro', dicen los cibernautas

Mientras, el presidente de la Asociación de Internautas, Víctor Domingo, opina que 'el proveedor de servicios no es responsable de los contenidos que aloje'. 'El usuario que lanza esos insultos, el autor de esas expresiones, es el único culpable'. Domingo insiste en que 'no hay anonimato posible en la Red, porque todo usuario deja rastro con una IP', y aboga porque la justicia busque y condene al autor de los insultos. De igual forma, desde su asociación se pide la creación de juzgados dedicados en exclusiva a la sociedad de la información. 'Si existieran estos juzgados podríamos agilizar la justicia', concluye.