Público
Público

Libertad bajo fianza para De Juana en Belfast

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Anne Cadwallader

Iñaki de Juana Chaos quedó el lunes en libertad bajo fianza de 5.000 libras (5.842 euros) tras comparecer ante un tribunal en Belfast que resolverá la orden de busca y captura emitida por las autoridades judiciales españolas.

Entre las condiciones impuestas por el juez Tom Burguess, el etarra tendrá que permanecer en una dirección proporcionada a la policía, de la que no podrá salir entre las 20.00 y las 07.00, se tendrá que presentar cuando llame la policía, acudir a una comisaría todos los días en el lugar y a la hora decidida por los agentes, tendrá que entregar su pasaporte y permanecer en Irlanda del Norte durante el periodo de fianza.

Su próxima comparecencia judicial quedó fijada para el 28 de noviembre, aunque la fecha podría adelantarse.

Burguess tiene que resolver sobre la petición presentada por el juez de la Audiencia Nacional española Eloy Velasco, que ha imputado a De Juana Chaos por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo.

El juez indicó que no está claro si los términos de la orden española de búsqueda y captura, que se refieren a la causa de "humillación" e "intensificación del dolor" a las víctimas o sus familiares, tengan un equivalente en el Derecho británico.

"A primera vista no parece encajar con ello", declaró Burguess.

El abogado que representa al Gobierno español defendió que De Juana Chaos podría ser extraditado basándose en un delito equivalente en la Ley contra el Terrorismo aprobada en Reino Unido en 2006, aunque añadió que conlleva una sentencia de dos años que podría ser demasiado corta para justificar la extradición.

Por su parte, el abogado del etarra, Sean Devine, sostuvo que su cliente "ha cooperado totalmente con la policía y el tribunal".

"Está preocupado por las inexactitudes sobre su posición, por ejemplo, que tiene una documentación falsa, lo que es totalmente incorrecto", manifestó.

De Juana tenía que haberse presentado la semana pasada ante el juez Velasco en Madrid como imputado por un presunto delito de enaltecimiento del terrorismo a raíz de unas declaraciones leídas en su nombre en el homenaje que se le rindió en San Sebastián tras su excarcelación el 2 de agosto.

El etarra, que ha pasado 21 años en la cárcel y está considerado uno de los más sangrientos de la banda, no compareció y su abogado anunció que lo haría en Belfast, donde se encuentra después de haber ido a Dublín poco después de su excarcelación.

En el exterior del juzgado de Belfast, entre 15 y 20 vascos protestaban portando 'ikurriñas', mientras que otras personas, entre ellas un representante de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, protestaban por la presencia del etarra y pedían su extradición a España.

Héctor Suárez, un joven leonés que estudia derecho en la Universidad de Queen en la capital de Irlanda del Norte, mostró su "asqueo".

"Creo que debería volver a España, porque sus crímenes son contra el pueblo español", dijo. "Creo en la libertad de expresión, pero Iñaki de Juana Chaos no dio a sus víctimas la libertad de expresión: las mató".

El etarra fue condenado a 3.000 años como autor material de 25 asesinatos, pero se benefició de las redenciones penitenciarias del Código Penal de 1973, con el que fue juzgado, y cumplió un total de 21. Los tres últimos fueron por enaltecimiento del terrorismo, motivo por el cual protagonizó una larga huelga de hambre.