Público
Público

Libia crea un centro de operaciones para abordar la crisis de seguridad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo de Ministros libio ha decidido formar un centro de operaciones especial ante los recientes ataques ocurridos en distintos lugares del país, entre ellos la toma de la localidad de Beni Walid por presuntos gadafistas.

Según un comunicado difundido hoy, este centro de operaciones estará presidido por el Estado Mayor de las Fuerzas Armadas y su objetivo será tratar de "manera determinante" los "sucesos urgentes" y las personas implicadas en ellos.

Asimismo, el Consejo de Ministros, que se reunió ayer en Trípoli, instó a los ciudadanos a cooperar con las instituciones del Estado para "conservar la unidad nacional, su seguridad y su estabilidad".

Hombres armados, supuestamente vinculados al régimen del difunto dictador Muamar al Gadafi, controlan desde hace dos días gran parte de Beni Walid, situada en una zona montañosa a 150 kilómetros al sur de Trípoli.

Desde ayer, fuerzas del Ejército y milicias de distintas poblaciones se mantienen desplegadas en los alrededores de la ciudad con armamento ligero, medio y pesado, mientras se intenta buscar una solución dialogada a la situación.

Un grupo de hombres armados se hizo el lunes con el control de gran parte de Beni Walid, en unos choques armados en los que al menos murieron cuatro milicianos y 20 resultaron heridos.

Según varios responsables militares y milicianos preguntados por Efe, los rebeldes son antiguos voluntarios gadafistas que fueron liberados tras la guerra, que terminó el 20 de octubre, para favorecer la reconciliación nacional.

Asimismo, ayer un grupo de hombres armados mató a seis milicianos e hirió a nueve en el centro de Bengasi, en el este de Libia, según una fuente del Gobierno.

La fuente explicó que los pistoleros dispararon desde un vehículo contra los milicianos, que se encontraban en dos puestos de control del centro de la ciudad, capital de las fuerzas rebeldes durante el levantamiento contra el régimen de Muamar al Gadafi.

Las autoridades libias han sido incapaces, desde el final del conflicto armado de llenar el vacío de seguridad dejado tras ocho meses de conflicto y de desarmar a la población, lo que ha dado lugar a numerosos incidentes armados.