Público
Público

Un libro recoge entradas de Twitter satirizando obras literarias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Descifrar obras de William Shakespeare en los ensayos del colegio aparentemente no fue suficiente para dos estudiantes universitarios que han escrito un libro de entradas de Twitter que resumen y satirizan obras literarias.

"Twitteratura: Los mejores libros del mundo recreados a través de Twitter", que Penguin pone a la venta el próximo mes en Reino Unido, es una irrespetuosa, profana y a veces brillante colección de 20 comentarios sobre ideas y temas de 60 clásicos.

Los "tweets" de Emmett Rensin y Alexander Aciman combinan la sabiduría de la literatura inglesa con la sarcástica escritura de los mensajes de texto usada por los adolescentes.

"Es divertido si has leído los libros", dijo Rensin, que los ha leído a la temprana edad de 19 años. El desgreñado Rensin de Los Ángeles es un estudiante de segundo año de la Universidad de Chicago que cursa estudios en literatura inglesa y filosofía, y su colaborador y compañero de clase Aciman es un graduado en literatura comparada de Nueva York.

El objetivo es reírse y asombrarse, no una guía para ayudar a los estudiantes a intentar comprender "El Paraíso Perdido" de Milton, "La Metamorfosis" de Kafka, o las obras de William Shakespeare.

que los autores hicieron en entradas de Twitter restringidas a un máximo de 140 caracteres: "Estoy teniendo una crisis de mediana edad. Perdido en el bosque. Debería haber traído mi iPhone".

Rensin habla sobre el resumen de "La Odisea" de Homero.

"Tenemos a Ulises, que está en una isla, desamparado, él es solo una batalla en una guerra atroz. No tiene nada con su nombre excepto su ingenio y su iPhone y así consigue entrar en su cuenta de Twitter. ¿Qué diría Ulises en ese momento?", dice Rensin en una entrevista con Reuters Televisión.

"Hubo algunas líneas en el libro donde estábamos sentados en el sofá y estábamos escribiéndolas, y ambos nos reíamos y decíamos 'no es posible que nos dejen escribirlo", dijo Aciman.

Cambiar el nombre de Macbeth de Shakespeare por el de Big Mac, el símbolo de la comida rápida, les parece natural.

"Si Macbeth fuera a registrar un nombre de usuario, es suficientemente arrogante como para registrar algo como esto, creo", manifestó Aciman. "Supongo que habría sido mucho mejor bocadillo que una simple hamburguesa".

Pero el libro ha recibido comentarios muy variados.

"Algunos piensan que es divertido y otros creen que es una falta de respeto", añadió Aciman.

El objetivo era hacer reír a la gente, no ofender a los defensores de la buena literatura, comentaron los autores.

"No queremos decir que sea arte elevado", indicó Aciman, cuyo autor favorito es Marcel Proust. "Tiene algo de valor, me parece, aparte del hecho de que estamos haciendo disponible la idea que tienen detrás de grandes obras de arte".