Publicado: 07.03.2014 15:47 |Actualizado: 07.03.2014 15:47

El líder del PSN se reúne con Rubalcaba en Ferraz y le reprocha su actitud ante la crisis navarra

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La dirección del PSOE considera que ya está "resuelta" la crisis abierta con su partido en Navarra a raíz de que la Ejecutiva federal ordenara a la del PSN que olvidara la moción de censura contra la presidenta foral, Yolanda Barcina, y de que la federación decidiera acatar ese mandato. Pero el empeño de Ferraz en evitar ahora cualquier contacto con Bildu y el golpe de autoridad que dio el líder federal, Alfredo Pérez Rubalcaba, el pasado miércoles, no han hecho más que profundizar el descontento de los socialistas navarros y aumentar la brecha existente entre Madrid y Pamplona.

El secretario general del PSN, Roberto Jiménez, ha viajado este viernes a Madrid para manifestar a Rubalcaba ese malestar que quedó de manifiesto el jueves durante la tensa reunión del Comité Regional que aprobó el acuerdo (ver PDF) que acata pero no comparte las directrices de Ferraz. Según han explicado a Público miembros de la Ejecutiva de los socialistas navarros fue el propio Jiménez el que durante el cónclave se comprometió a expresar hoy ese descontento al líder federal. 

Las fuentes del PSN consultadas insisten en que el comunicado hecho público en la noche del miércoles por la Ejecutiva federal "no gustó nada", y que si finalmente optaron el jueves por defender la orden de Ferraz es porque en el caso de incumplirla dejarían automáticamente de pertenecer al PSOE. "Somos del PSOE aunque no nos gusten muchas cosas", explicaban con resignación. 

Desde la dirección federal del PSOE han enviado un escueto comunicado (ver PDF) sobre la reunión. En el texto se limitan a explicar que Jiménez y Rubalcaba "han coincidido en la necesidad de que la presidenta dimita y convoque elecciones porque su situación es insostenible, no tiene mayoría para gobernar y solo sigue en el cargo amparada por los escaños de Bildu en la Cámara Foral".

Además, insisten en que el PSOE y el PSN "hacen un nuevo llamamiento a la responsabilidad" de la presidenta foral "para que antes del 31 de marzo, fecha tope para que pueda convocar elecciones para el 25 de mayo coincidiendo con las europeas, disuelva el Parlamento y evite un año más de agonía a su gobierno; algo que sólo perjudica a los ciudadanos y ciudadanas navarras". Ferraz ignora así la discrepancia manifestada por los socialistas navarros durante el Comité Regional del jueves.

Poco antes del encuentro que se celebró a primera hora de la tarde del viernes en la sede federal del partido en Madrid, y que se prolongó durante hora y media, la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, celebraba que el jueves, durante el Comité Regional, los socialistas navarros actuaran "con responsabilidad" al asumir plenamente las exigencias que les hicieron desde Ferraz. Aseguraba que el PSOE "ha hecho su trabajo" al cumplir con la idea de ni siquiera coincidir con Bildu en una votación, a pesar de que en los últimos años sí han llegado incluso a acuerdos con la coalición abertzale, como en la aprobación de los Presupuestos de Gipuzkoa de 2013.