Público
Público

El líder del PSOE habla con un dirigente comunista de reformas y de la relación bilateral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El vicesecretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), José Blanco, conversó hoy sobre el proceso de reformas en Cuba y las relaciones bilaterales con el jefe del Departamento de Relaciones Internacionales del Partido Comunista de la isla, Fernando Remírez de Estenoz.

Blanco visitó la sede del Comité Central del Partido Comunista, único legal en la isla, para su primera entrevista oficial con una autoridad cubana en su visita de 48 horas a La Habana, aunque anoche, nada más llegar, estuvo con los vicepresidentes José Ramón Fernández y Ricardo Cabrisas durante una cena de empresarios.

El número dos del PSOE declaró a Efe que conversó con Remírez de Estenoz sobre las reformas cubanas que impulsa el presidente Raúl Castro, que "siguen, aunque tienen su propio ritmo", precisó Blanco.

Desde que asumió la Presidencia en febrero pasado, el general Castro ha realizado varios cambios, enfocados principalmente a reformar el sistema laboral, eliminar restricciones para los cubanos en productos de consumo y reestructurar el sector agrícola.

La parte fundamental de las reformas tuvieron lugar en la primera parte del año y en este momento Raúl Castro está centrado en el cambio del sistema de pensiones y en la reestructuración del Gobierno, que realizará en diciembre, según dijo en julio.

Blanco también conversó con Remírez sobre las relaciones con España y sobre el cambio que se ha producido este año en el ámbito bilateral entre la isla y la Unión Europea, que en junio eliminó las sanciones diplomáticas que estableció en 2003 contra Cuba y restableció la cooperación al desarrollo con La Habana.

En los saludos protocolarios con el dirigente comunista, el número dos del PSOE destacó la oportunidad de "compartir las diferentes visiones que tenemos sobre las cosas".

También resaltó las "perspectivas" de las relaciones bilaterales y el compromiso de España de cooperar con Cuba, aludiendo al acuerdo firmado recientemente en La Habana por la secretaria de Estado española de Cooperación, Soraya Rodríguez, para entregar a la isla 24,5 millones de euros (31.100 millones de dólares).

Esa ayuda se destinará a paliar los destrozos causados por dos huracanes que arrasaron la isla hace dos meses, calculados oficialmente en 8.600 millones de dólares.

Los 24,5 millones de euros son adicionales a la ayuda oficial española, que en 2008 rondará los 15 millones de euros (19 millones de dólares).

Blanco llegó a Cuba desde Estados Unidos, donde asistió el martes al triunfo del candidato presidencial demócrata, Barack Obama, en las elecciones de ese país.

Explicó que para él ha sido "importante" vivir ese momento, que calificó de "histórico".

Por su parte, Remírez elogió "el esfuerzo que está haciendo el Gobierno español del Partido Socialista" para lograr el "fortalecimiento" de las relaciones bilaterales, que entraron en una nueva etapa en abril de 2007 con la visita a la isla del ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

"La visita la valoramos como muy importante", agregó Remírez sobre el primer viaje de un alto dirigente socialista español a Cuba en diez años.

Blanco participó anoche en la celebración del XIV aniversario de la Asociación de Empresarios Españoles en Cuba, que lo invitó a la isla.

En ese acto, afirmó que el mensaje que trae para las autoridades cubanas es de "apertura (...), de mirar al futuro, de dar pasos y de ir avanzando".

No obstante, aseguró que el objetivo "prioritario" de su visita es conocer las inquietudes de los empresarios españoles en la isla y que su agenda será "sobre todo española".

Blanco se reunirá hoy también con el ministro de Exteriores de Cuba, Felipe Pérez Roque, y visitará el casco histórico de La Habana, donde la cooperación española ejecuta varios proyectos.