Público
Público

El lider de Hamas asegura que "la lucha con Israel es porque nos invadieron no porque sean judíos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder de la organización palestina Hamás, Jaled Meshal, afirma que la lucha de su pueblo con Israel es "porque nos invadieron no porque sean judíos".

Entrevistado para la revista británica "New Statesman" por el político laborista británico Ken Livingstone, Meshal, que vive exiliado en Siria, afirma que los palestinos son "víctimas de un proyecto colonial llamado Israel".

"Por principio no tenemos nada contra los judíos o cristianos, pero sí que tenemos un problema con quienes nos atacan y nos oprimen. Durante muchos siglos, cristianos, judíos y musulmanes convivieron pacíficamente en esta parte del mundo. Nuestra sociedad no conoció el racismo o el genocidio que ha habido en Europa", explica el líder de Hamas.

"Europa impuso el colonialismo en esta región e Israel es producto de la opresión de los judíos en Europa y no de algún problema de ese tipo que existiera en tierras islámicas", agrega.

"Llevamos años sufriendo varios tipos de represión. La mitad de nuestro pueblo se ha visto desposeído y se le niega el derecho a retornar a sus hogares", denuncia Meshal.

"La otra mitad, continúa, vive bajo un régimen de ocupación que viola sus derechos humanos fundamentales. Hamás lucha por el fin de la ocupación y la devolución a los palestinos de los derechos que les fueron arrebatados".

"Las justicias sufridas por los judíos en Europa fueron horribles y criminales, pero no fueron palestinos, ni árabes o musulmanes quienes las perpetraron. ¿Por qué entonces han de castigarnos por crímenes ajenos?", se pregunta el líder de Hamás.

Preguntado por la situación de Gaza, gobernada por Hamás, Meshal dice que los israelíes argumentan que el sitio al que tienen sometido el territorio es por motivos de seguridad, "pero su intención real es presionar a Hamás castigando a toda la población".

"Las sanciones se aplicaron poco después de que Hamás ganase las elecciones palestinas en enero del 2006 y aunque la seguridad es una de las mayores preocupaciones (de los israelíes), no es su principal motivación", dice Meshal.

Su objetivo principal, asegura, es "provocar un golpe contra los resultados de las elecciones democráticas que llevaron a Hamás al poder. Los israelíes y sus aliados tratan de hacer fracasar a Hamás persiguiendo al pueblo".

"Es una empresa espantosa e inmoral, dice Meshal, según el cual "el asedio" de Gaza continúa a pesar de que "hemos observado de facto un alto el fuego durante los seis últimos meses".

Meshal explica por otro lado que de un total de "doce mil prisioneros palestinos en poder de los israelíes, unos 4.000 son miembros de Hamás, y entre éstos hay decenas de ministros y parlamentarios".

"Ejercer sus derechos democráticos es algo que los israelíes consideran un delito. A todos esos palestinos (detenidos) los llevan ante un sistema israelí de justicia que no tiene, sin embargo, nada que ver con la justicia", denuncia el líder de Hamás.

"En Israel funcionan dos sistema de justicia -continúa Meshal-, uno se aplica a los israelíes y otro a los palestinos. Es un régimen de apartheid".

A la pregunta de qué deberían hacer EEUU y el Reino Unido ante esa situación, Meshal responde: "Simplemente exigir el cumplimiento del derecho internacional: la ocupación es ilegal, la anexión de Jerusalén oriental es ilegal como lo son los asentamientos y la muralla del apartheid o el sitio de Gaza. Y sin embargo no se hace nada".