Público
Público

El líder rebelde del Congo accede a apoyar el proceso de paz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El líder rebelde congoleño Laurent NKunda acordó el domingo apoyar un proceso de paz de Naciones Unidas en el este del Congo, que incluye respetar un alto el fuego y crear un corredor humanitario para ayudar a los refugiados.

Tras las conversaciones con el enviado especial de la ONU, el ex presidente nigeriano Olusegun Obasanjo en la localidad de Jomba, al este de la República Democrática del Congo, NKunda dijo que había accedido a las tres peticiones del diplomático: respetar el alto el fuego, abrir un corredor humanitario y apoyar la iniciativa de paz.

"Hemos accedido", dijo Nkunda en francés, pero también solicitó a Obasanjo que pida al Gobierno del presidente congoleño, Joseph Kabila, que respete la suspensión de hostilidades con el Ejército.

"Apoyamos su misión ( ...) El cuenta con el respaldo de la comunidad internacional (...) Estamos con él y vamos a poner de nuestra parte para que podamos seguir con este (proceso) de paz", dijo a periodistas previamente el líder rebelde.

Obasanjo se reunió con Nkunda en su pueblo natal, cerca de las montañas de Virunga, próximo a las fronteras con Ruanda y Uganda. Mientras se reunían, nuevos combates se desataban entre fuerzas rebeldes y gubernamentales al noroeste de Jomba, en la provincia de Kivu Norte.

Obasanjo, que el sábado celebró conversaciones con Kabila, quiere evitar que las luchas en Kivu Norte se expandan hasta convertirse en una guerra civil como la ocurrida entre 1998 y 2003, que involucró a seis Estados vecinos.

El enviado de la ONU dijo que las charlas con Nkunda resultaron "extremadamente bien".

"Nkunda quiere mantener un alto el fuego pero es como bailar el tango. Uno no puede hacerlo solo", sostuvo Obasanjo.

Semanas de combate entre los rebeldes tutsi de Nkunda y las tropas del Gobierno y sus milicias aliadas han desplazado a unas 250.000 personas, provocando un desastre humanitario de acuerdo a las agencias de ayuda que acudieron al este del Congo.

Más temprano, las fuerzas de paz de la ONU informaron de intensos enfrentamientos con fuego de artillería, cohetes y armas pequeñas cerca del pueblo de Ndeko, unos 110 kilómetros al norte de Goma, la capital de la provincia de Kivu Norte.

Nkunda desestimó los recientes enfrentamientos, diciendo que "no eran un problema" y que había contactado con el Gobierno para tratar de finalizarlos.