Público
Público

El líder sudafricano Zuma se desmarca de la postura del Gobierno sobre Zimbabue

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El principal líder político de Sudáfrica, Jacob Zuma, se ha desmarcado de la posición del Gobierno de su país sobre Zimbabue, para unirse a las presiones internacionales que piden la publicación de los resultados electorales.

"Creo que la Comisión Electoral debía haber anunciado los resultados ya", afirmó Zuma en declaraciones al matutino "The Star" publicadas hoy. "No es conveniente mantener a la nación en suspense", agregó.

Zuma es el presidente del Congreso Nacional Africano (ANC, en inglés), que gobierna en Sudáfrica desde 1994. Está considerado como el político con más posibilidades de suceder a jefe de Estado sudafricano, Thabo Mbeki, cuando termine su gestión, en el 2009.

"Las elecciones de Zimbabue se han convertido en un asunto internacional", agregó Zuma, que dijo que el retraso en conocer los resultados de los comicios presidenciales del 29 de marzo no es un buen augurio para el desarrollo democrático del continente.

Mbeki y Zuma están enfrentados políticamente desde que en el 2005 el presidente cesó a Zuma como vicepresidente de Sudáfrica por sospechas de corrupción.

Zuma se hizo entonces con las riendas del ANC en diciembre pasado, compitiendo con Mbeki en la elección interna.

Las declaraciones de Zuma se conocen días después de que Mbeki calificara en Londres la situación de Zimbabue como "manejable" y pidiera a la comunidad internacional que esperara el resultado de los comicios presidenciales.

Aunque la Comisión Electoral de Zimbabue ha dado a conocer ya los datos del escrutinio de las elecciones parlamentarias del 29 de marzo, simultáneas a las presidenciales, no ha proporcionado ningún resultado de estas últimas.

Zuma se reunió el lunes con el candidato presidencial de la oposición, Morgan Tsvangirai, que está visitando varios países de la región con el fin de ganar respaldo político.

El partido de Tsvangirai, el Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), se atribuye su victoria en las elecciones presidenciales, con el 50,3 por ciento de los votos, frente al 43,8 por ciento que otorga al presidente Robert Mugabe, en el poder desde 1980.

El presidente del ANC confirmó esa entrevista en sus declaraciones, pero evitó entrar en detalles. "Fue una reunión confidencial y no estoy en libertad de revelar su contenido", dijo Zuma en las declaraciones reproducidas hoy.

Sudáfrica está considerado como el país que mayor presión política puede ejercer sobre el régimen de Mugabe.

Pero Mbeki ha defendido hasta ahora una política de "diplomacia silenciosa" que implica actuar entre bambalinas pero no criticar abiertamente las violaciones a los derechos humanos y políticos de los que se acusa a Mugabe.

Según informa hoy el diario económico sudafricano "Business Day", Tsvangirai se va a reunir próximamente con Mbeki, que se encuentra estos días en una cumbre indo-africana, con el fin de presionar al gobernante sudafricano sobre el punto muerto que vive Zimbabue.