Público
Público

Los líderes podrían abandonar el plazo para el pacto del clima

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los líderes mundiales intentaban salvar un acuerdo climático global el viernes, pero el borrador de las negociaciones abandonó las ambiciones de lograr el próximo año un pacto climático legalmente vinculante, en un signo que demuestra que las divisiones continúan.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y otros líderes se unieron al último día de la cumbre organizada por la ONU para intentar superar el estancamiento generado por los desacuerdos respecto a los plazos, el nivel de reducción de las emisiones y la supervisión internacional a las reducciones.

Sin embargo, el hecho de que los principales emisores de gases invernadero, China y Estados Unidos, no presentaran nuevas propuestas estaba dificultando las conversaciones del viernes.

Algunos participantes de las negociaciones, que comenzaron el 7 de diciembre y finalizan el 18 de este mes, dijeron que dialogarán el tiempo que sea necesario.

Un nuevo borrador al que Reuters tuvo acceso el viernes precisó que el mundo debía buscar reducir a la mitad las emisiones de gases invernadero para 2050, en base a los niveles registrados en 1990, y que las naciones ricas debían reducir sus emisiones en un 80 por ciento.

En una concesión a los países en desarrollo y a las pequeñas islas estado que son más vulnerables al cambio climático, precisó que el aumento de las temperaturas a nivel mundial debía limitarse a 2 grados Celsius sobre períodos preindustriales con una revisión en 2016, que consideraría establecer un límite más severo a 1,5 grados Celsius.

ESTADOS UNIDOS, CHINA

Anteriormente, Obama se dirigió a la conferencia e hizo un llamamiento a tomarr acciones inmediatas y mostrar voluntad para el compromiso.

"Estamos listos para que (el pacto) se haga hoy. Pero tiene que haber movimiento de todas las partes", dijo Obama. Tenemos que "reconocer que es mejor para nosotros actuar que hablar", agregó en un discurso.

"Estas discusiones internacionales esencialmente se han llevado a cabo por casi dos décadas y tenemos muy poco que mostrar más que un aumento, una aceleración del fenómeno de cambio climático. El tiempo para conversar se terminó", aseguró.

Las negociaciones apuntan a establecer acciones globales coordinadas para evitar las peores consecuencias del cambio climático, que incluyen inundaciones y sequías.

Dos semanas de diálogos en Copenhague han afrontado la desconfianza de países ricos y pobres sobre cómo repartir la responsabilidad por los recortes de emisiones.

Varios países en desarrollo, entre ellos algunos de los más vulnerables al cambio climático, indican que las naciones ricas tienen una responsabilidad histórica de asumir el liderazgo en la reducción de emisiones.

Andreas Carlgren, ministro de Medio Ambiente del país que actualmente tiene la presidencia rotativa de la Unión Europea, Suecia, dijo que los dos mayores emisores de gases invernadero del mundo, China y Estados Unidos, podrían impulsar un acuerdo.

Estados Unidos se presentó a las negociaciones con los mismos compromisos anteriores para abordar el cambio climático, indicó. También la resistencia china a permitir la supervisión internacional es un gran obstáculo, agregó.

"Y la mayor víctima de esto es el gran grupo de países en desarrollo. La UE realmente quería llegar al gran grupo de países en desarrollo. Eso fue imposible debido a las grandes potencias", dijo Carlgren.

Obama se reunió más tarde con el primer ministro chino, Wen Jiabao, en lo que un responsable de la Casa Blanca calificó como "un paso adelante".