Público
Público

Los líderes de Israel y la ANP viajan a EEUU para asistir a la cumbre de Washington

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, y el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, partieron en las últimas horas hacia EEUU para iniciar un nuevo proceso negociador en la cumbre de Washington.

El dirigente palestino abandonó anoche la región desde el vecino reino de Jordania con destino a la capital estadounidense junto con una comitiva encabezada por el jefe negociador, Saeb Erekat.

El jefe del Gobierno israelí lo hizo esta mañana con su equipo, y una vez en Washington tiene previsto participar en negociaciones preliminares antes del inicio de la cumbre que se celebrará en la Casa Blanca, presidida por Barack Obama.

Será la primera vez que israelíes y palestinos se reúnan cara a cara en veinte meses.

La delegación israelí está encabezada por Isaac Molho, abogado y asesor de Netanyahu, que se reunirá con su homólogo palestino en la Washington antes de que lo hagan sus respectivos dirigentes, según informa hoy la prensa local.

Los equipos palestino e israelí mantendrán una serie de reuniones bilaterales preliminares con los distintos países participantes en la cumbre (EEUU, Jordania y Egipto), pero no se sentarán cara a cara hasta el lanzamiento el jueves, 2 de septiembre, de este nuevo proceso de negociación, dijeron a Efe fuentes oficiales palestinas.

Tanto la parte palestina como los anfitriones estadounidenses habían sugerido inicialmente mantener un encuentro trilateral entre los representantes de los respectivos equipos, oferta que Netanyahu rechazó.

"El primer ministro quería que el primer encuentro entre las dos partes fuera entre los líderes y no a un nivel inferior", declaró al diario "Haaretz" una fuente oficial israelí de alto rango.

El jefe del Ejecutivo israelí partió hacia Washington dejando en el aire la cuestión sobre si prorrogará la paralización parcial de la construcción en los asentamientos judíos de Cisjordania ocupada, una moratoria que expira el próximo 26 de septiembre.

Una de las exigencias palestinas es que Netanyahu se comprometa a a cesar la expansión de esas colonias, cuestión indispensable para avance del proceso de paz en ciernes.

De lo trascendido a los medios se deduce que la agenda de la cumbre aún no ha sido fijada definitivamente.

Así, es posible que poco después de aterrizar en Washington, tanto Netanyahu como Abás se vean con la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, y el rey de Jordania, Abdalá II, también invitados al evento.

El miércoles se espera que Netanyahu y Abas se reúnan con Obama, antes de participar por la noche en una cena de gala oficial junto al resto de los participantes.

El jueves, Clinton y el enviado especial de la Casa Blanca para Oriente Medio, George Mitchell, encabezarán una ceremonia, con la participación de israelíes y palestinos, que dará por iniciadas las negociaciones directas.