Público
Público

Líderes de todo el mundo se encuentran en Polonia en el homenaje a Lech Walesa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El primer premio a la solidaridad "Lech Walesa" fue a parar a manos del Rey de Arabia Saudí, Abdullah bin Abdulaziz, en un acto donde líderes de todo el mundo celebran en Gdansk (norte de Polonia) el 25 aniversario de la concesión del premio Nobel de la Paz al que fuera presidente polaco.

Entre los asistentes al homenaje, figura el presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, el jefe del Estado francés y presidente de turno de la Unión Europea (UE), Nicolás Sarkozy, y el Dalai Lama.

La previsible entrevista entre Sarkozy y el líder espiritual tibetano centra la atención de los periodistas desplazados a Gdansk, especialmente tras las duras críticas recibidas desde China, que amenaza con sanciones comerciales si finalmente tiene lugar la reunión entre ambos.

En Gdansk, donde en 1980 se fundó el histórico sindicato Solidaridad que, años después, forzaría la caída del comunismo, se verá también Sarkozy con los jefes de gobierno de Polonia, las repúblicas Bálticas (Lituania, Letonia y Estonia), el grupo de Visegrado (Hungría, Eslovaquia y República Checa), Bulgaria, Rumanía.

La reunión entre el presidente francés y los líderes de Europa del Este busca alcanzar un acuerdo sobre las medidas medioambientales que Bruselas pretende impulsar, y que cuenta con las reserva de estos países, temerosos de su coste dentro del contexto de crisis económica que vive todo el mundo.

El primer ministro polaco, Donald Tusk, ya ha expresado su confianza en que después de esta reunión se logre alcanzar un punto de encuentro sobre el programa medioambiental de la UE, que debería cerrarse en la cumbre del próximo 12 de diciembre.

Este encuentro internacional se enmarca en la conferencia "Solidaridad para el futuro", acto central de los actos de celebración del 25 aniversario de la concesión del Premio Nobel de la Paz al líder de Solidaridad y ex presidente polaco.

Walesa sostuvo hoy en Gdansk que es imposible construir un nuevo mundo y una "Europa unida" sin tener en cuenta los valores y el espíritu.