Público
Público

Líderes de Oriente Medio piden llegar a la paz a través de la tolerancia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los líderes de Oriente Medio llamaron hoy desde la Asamblea General de la ONU a alcanzar la paz a través de la tolerancia y rechazaron el extremismo por convertir las creencias espirituales en instrumentos de sufrimiento.

Los mandatarios que participaron en la primera jornada del diálogo interreligioso en Naciones Unidas impulsado por Arabia Saudí coincidieron hoy en trasladar en sus intervenciones un mensaje de entendimiento entre religiones.

El rey Abdalá de Arabia Saudí afirmó que los asistentes a éste encuentro "manifiestan con una misma voz que las religiones, a través de las que Dios Nuestro Señor trató de llevar felicidad a la humanidad, no deben ser convertidas en instrumentos de sufrimiento".

"El terrorismo y la criminalidad son enemigos de todas las religiones y no existirían si no fuera por la ausencia de la tolerancia", aseguró.

Consideró que todas las tragedias que padece el mundo son resultado del "abandono de los principios más importantes de todas las religiones y culturas".

El monarca saudí confío en que este diálogo sirva para "darle una esperanza a la humanidad sobre un futuro en el que la justicia, la seguridad y la paz triunfan sobre la injusticia, el miedo y la pobreza".

Las palabras del jefe de Estado saudí fueron celebradas por el presidente de Israel, Simón Peres, para quien marcan un giro de 180 grados en la actitud de los líderes de la región en esta materia.

"Hace diez años no se les oía decir estas palabras ante una audiencia mundial", apuntó el mandatario hebreo en una conferencia de prensa posterior a su participación en el encuentro.

Peres consideró que el mensaje de convivencia religiosa de los líderes árabes "no tiene precedente" y apunta a "un nuevo aire y una nueva disposición" en las relaciones entre los diferentes países de la región.

El presidente israelí alabó durante su intervención ante la Asamblea General la iniciativa de paz árabe para Oriente Medio, inspirada en una propuesta saudí, por proporcionar "esperanza e inspirar confianza entre naciones".

La reunión que se celebra hoy y mañana en la Asamblea General de la ONU sobre la "Cultura de la Paz" es una iniciativa de Arabia Saudí para profundizar el diálogo entre creencias religiosas que se inició en la conferencia celebrada el pasado julio en Madrid.

En esta reunión participan Jefes de Estado y de Gobierno de 20 países, entre ellos el rey Abdalá de Jordania, el presidente de EE.UU., George W. Bush; el primer ministro británico, Gordon Brown, y el presidente de Afganistán, Hamid Karzai.

El mandatario estadounidense tiene previsto asistir a la sesión del jueves, en lo que será su última visita como presidente a Naciones Unidas.

En total participarán unas ochenta delegaciones, aunque la mayoría de las que cuentan con una representación de alto nivel provienen de países de Oriente Medio, como el Líbano, Qatar, y Bahrein.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirmó en la apertura de la jornada que la tolerancia y el entendimiento son los instrumentos que los países necesitan utilizar para lograr una paz duradera.

"La paz tradicionalmente depende del equilibrio de la competencia, pero hemos aprendido que la paz duradera requiere de algo más que eso, y que para que la paz dure, individuos, grupos y naciones deben respetarse y entenderse", dijo Ban.

El máximo responsable de la organización multilateral aplaudió la contribución de la Conferencia de Madrid en la promoción de la "tolerancia y el respeto mutuo" en un mundo que afronta el aumento de las ideologías extremistas, la polarización de sociedades y la intensificación de las luchas entre comunidades.

"El antisemitismo sigue siendo un flagelo y la islamofobia ha surgido como una nueva manera de identificar un prejuicio antiguo y terrible", apuntó.

Por su parte, el rey Abdalá de Jordania se unió al mensaje en favor de la tolerancia del monarca saudí y advirtió que la comunicación es vital para "revertir la oleada de resentimiento y temor" entre religiones creada por "estereotipos y la desinformación".

Por ello abogó por superar el conflicto entre israelíes y palestinos, sin el que es "imposible hablar de armonía entre creencias".