Público
Público

Los líderes de la UE retoman la idea de pactos para banda ancha

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los líderes de la Unión Europea van a volver a los pactos de distribución del riesgo entre los operadores para pagar los 300.000 millones de dólares (411.000 millones de euros) necesarios para equipar al bloque con redes de banda ancha de alta velocidad.

Fuentes del sector dijeron que podrían permitir a los operadores facturar tarifas mayores de acceso a los competidores que quieran utilizar las nuevas redes.

Según las actuales leyes de la UE un operador dominante de telecomunicaciones debe permitir a los competidores utilizar sus redes por una tarifa establecida por el órgano regulador.

Deutsche Telekom, France Telecom, Telefónica y Telecom Italia dicen que este sistema estaba pensado para las redes tradicionales.

Reunir esas enormes cantidades necesarias para dar a la UE una red de banda ancha de alta velocidad será más arriesgado y costoso por lo que el riesgo financiero debe ser compartido, dicen.

Los líderes de la UE finalizaron el viernes una cumbre de dos días y en el último momento se insertó un apartado sobre las telecomunicaciones después de la presión ejercida por Alemania.

La presión de Reino Unido y Francia logró que en la redacción final se indicase que cualquier pacto de riesgo compartido no puede amenazar la competencia en el mercado.

"Con este fin, se debería permitir los acuerdos de cooperación entre los inversores y las partes que dan acceso y que buscan diversificar el riesgo, al mismo tiempo que se mantiene la estructura competitiva de todo el mercado y el principio de no discriminación", dijeron las conclusiones del borrador.

"En este contexto, se invita a la Comisión a desarrollar una estrategia de banda ancha europea, para finales de 2009, en estrecha cooperación con las partes interesadas", dijo el proyecto de conclusiones de la cumbre.

La oportunidad de esta declaración es clave.

La Comisaria de Telecomunicaciones de la UE Viviane Reding ha propuesto reformas para hacer a la industria de telecomunicaciones más competitiva y más barata para los consumidores.

Las negociaciones sobre la reforma están en una fase delicada, y hay un encuentro clave entre las dos partes previsto para la próxima semana.

Reding no incluyó el principio de riesgo compartido en su borrador de reforma, pero con el apoyo de los estados miembros será incluido ahora.