Público
Público

Lieberman apoya una investigación pública del asalto a la flotilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro israelí de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, manifestó hoy su apoyo a que una comisión pública investigue el asalto del pasado lunes a la "Flotilla de la Libertad", en el que murieron nueve activistas.

"No hay por qué temer una comisión de investigación. Le dije al primer ministro (Benjamín Netanyahu) que deberíamos crear una comisión de investigación que sea abierta y transparente", señaló en entrevistas con medios locales.

Lieberman insistió en que el Estado judío no tiene "nada que esconder" sobre el abordaje a la expedición marítima en aguas internacionales que efectuó uno de sus cuerpos militares de élite y que ha recibido numerosas condenas en distintos puntos del planeta.

"Tenemos excelentes juristas (...) alguno de los cuales podría llevar el tema. Si quieren incluir un miembro internacional de algún tipo en el comité, también está bien", apuntó.

Poco antes, el titular de Industria y Comercio, el laborista Benjamín Ben Eliézer, se había mostrado públicamente a favor de una "investigación internacional" sobre el asalto.

Ayer, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU anunció el envío de "una misión internacional que investigue las violaciones de la ley internacional, incluida la ley humanitaria internacional, durante el ataque israelí a la flota", un grupo de barcos cargados con ayuda humanitaria para Gaza y unos 750 activistas a bordo.

El diario israelí "Yediot Aharonot" informa hoy en portada de que el Ejecutivo de Netanyahu tratará de detener esta iniciativa con la aceptación de un comité internacional que investigue el asalto.

En ese caso el organismo que efectuaría las pesquisas no estaría encabezado por Naciones Unidas, sino por Estados Unidos, el principal aliado del Estado judío, agrega el rotativo, que cita a "fuentes informadas en Washington".

El comité contaría con expertos internacionales independientes (ninguno de ellos israelí) y determinaría tan sólo cómo fue la operación militar.

Israel y la Casa Blanca han mantenido en las últimas 24 horas un "intenso diálogo" sobre este tema, apunta el periódico.

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, señaló el pasado martes que su país apoya el llamamiento de Naciones Unidas para una investigación "pronta, imparcial, creíble y transparente".

Israel asegura que sus soldados se vieron obligados a abrir fuego para salvar sus vidas de la "extremadamente violenta" reacción de los activistas que se encontraban en los barcos.

El caso recuerda al debate que se produjo sobre el establecimiento de un comité internacional que efectuase una investigación creíble e independiente sobre la ofensiva israelí en Gaza de hace año y medio, que dejó unos 1.400 palestinos muertos, en su mayoría civiles.

Las autoridades israelíes optaron finalmente por desoír las peticiones internacionales y limitaron su respuesta a la investigación interna que el propio Ejército israelí había efectuado y en la que exculpó a las tropas.

Naciones Unidas estableció por ello un comité, liderado por el juez sudafricano Richard Goldstone, que acusó a Israel y al movimiento islamista Hamás, que controla Gaza, de crímenes de guerra.

Una fuente oficial israelí asegura en la edición de hoy del diario "Maariv" que uno de los "errores" aprendidos en el caso de la ofensiva en Gaza es que el mundo "no se cree" los resultados de las pesquisas del propio Ejército y acaba estableciendo su propio comité de investigación.