Público
Público

Lieberman exige reiniciar la construcción en los asentamientos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Avigdor Lieberman, dijo hoy que no hay ninguna razón por la que la construcción en los asentamientos judíos de Cisjordania no deba reiniciarse cuando concluya la moratoria de diez meses el próximo 26 de septiembre.

"No podemos castigar a decenas de miles de ciudadanos que han servido en el Ejército y que viven en comunidades legales", dijo el ministro en una entrevista con la radio pública israelí, en la que restringió la posible construcción a los grandes asentamientos.

El próximo 26 de septiembre concluye la congelación de la construcción que Israel declaró en noviembre pasado como gesto de buena voluntad para reiniciar las negociaciones de paz con los palestinos, y la derecha nacionalista exige que no sea renovada.

Tras meses de contactos indirectos, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu viajará el 2 de septiembre a Washington para reiniciar negociaciones directas, aunque los palestinos ya han advertido que de que continuar la construcción se retirarán de la mesa negociadora.

Según Lieberman, Israel no debe buscarse problemas con sus aliados con la construcción de más viviendas en el corazón del territorio palestino, pero no ve razón para no hacerlo en los bloques de Maale Adumim, Gush Etzión y Ariel, que probablemente sean anexionados en un canje territorial.

"No debemos crear conflictos innecesarios, pero por otro lado tampoco debemos castigar a nuestros ciudadanos", señaló al referirse a la demanda de viviendas por parte de los colonos.

En la entrevista, el ministro, que vive en una colonia al sureste de Jerusalén, reiteró que estaría dispuesto a evacuar su casa en el marco de un acuerdo de paz, pero sólo "en un acuerdo completo de paz que ponga fin al conflicto".

Sobre las próximas negociaciones, manifestó que es "improbable que el proceso termine en el plazo de un año", como ha expresado Washington, porque "las diferencias entre las partes son demasiado grandes".

Dirigentes del partido Israel Betenu, que dirige Lieberman, aseguraron a medios locales estos últimos días que se retirarán del Gobierno de Netanyahu si la construcción no se reanuda después del 26 de septiembre.