Público
Público

La Liga de Fútbol amenaza con un paro por la "ley Beckham"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha planteado la posibilidad de convocar una huelga por la reforma pactada por el Gobierno que supondría un aumento de los impuestos que tendrían que pagar las rentas más altas, ya que argumenta que desanimaría a estrellas internacionales a venir a jugar a la Liga.

PSOE, Izquierda Unida-ICV y el Bloque Nacionalista Galego (BNG) pactaron el martes revisar la llamada "ley Beckham", de manera que los trabajadores extranjeros no residentes con ingresos superiores a 600.000 euros pasarán a tributar del 24 al 43 por ciento.

La ley que recibe el nombre del ex jugador del Real Madrid y centrocampista de la selección inglesa fue aprobada en 2002 para facilitar la contratación de rentas altas extranjeras y hacer de España un lugar atractivo para trabajadores de alta cualificación.

La modificación, que tiene pendiente su aprobación definitiva en el Congreso, entraría en vigor el 1 de enero de 2010, sin carácter retroactivo.

El miércoles, el presidente de la LFP, José Luis Astiazarán, dijo en Telecinco que los clubes se reunirán el viernes en una asamblea extraordinaria para estudiar qué medidas adoptan, y que "una de las propuestas es precisamente parar la competición e intentar buscar una solución a este acuerdo".

"Este es un régimen fiscal especial que ha permitido que estrellas extranjeras lleguen a nuestra Liga, lo que beneficia tanto a los aficionados como a las arcas públicas".

El pago de impuestos de los jugadores no está estipulado en ninguna ley, sino que depende de lo que cada jugador y club pacten en sus contratos.

La medida también fue criticada por el presidente del Barcelona, Joan Laporta, y pidió que "cuando tomen estas medidas consulten a aquellos que resulten afectados".

"Esta medida perjudica al fútbol español (...) haría que jugadores de mucho talento se lo piensen antes de venir a nuestra Liga", dijo en unas declaraciones recogidas en la página web del equipo campeón de Europa (www.fcbarcelona.cat).

"Perjudicaría más a los clubes con menos recursos, que con la normativa actual pueden fichar a un jugador que sea la estrella y que les dé beneficios", agregó Laporta.

En cambio, el portavoz de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Joan Ridao, indicó que el coste de la medida sería de 100 millones de euros, según los cálculos que les han comunicado técnicos de Hacienda, "a repartir lógicamente entre los grandes clubes y los deportistas implicados".

"En ningún caso quebrará la hacienda de los clubes", afirmó.

La polémica es similar a la surgida en Francia, donde hay un enfrentamiento en el Gobierno sobre si eliminar unas exenciones fiscales para deportistas.

EQUILIBRAR LA SITUACIÓN

La ministra de Economía, Elena Salgado, rechazó los argumentos de la Liga: "Seguirá siendo una liga estupenda".

"La situación actual no es muy razonable, ya que el marco fiscal no se diseñó para los futbolistas, se diseñó para los científicos, creadores, para aquellos que era necesario atraer a España, que iban a estar en España menos de cinco años, y para ello se les beneficiaba con una tributación específica", aseguró, en unas citas en la emisora RAC-1.

El portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, aseguró que se trata de equilibrar la situación en un momento de crisis, en el que el paro en España se acerca al 20 por ciento.

"Se trata de "de fomentar la justicia y la equidad fiscal en un momento de crisis económica seria", afirmó. "Los futbolistas extranjeros tienen que pagar sus impuestos, como todos los demás".

Por su parte, el portavoz económico del PP, Cristóbal Montoro, calificó la medida de "demagogia". "Al primero que pasa por allí se le da un sartenazo (...) Pone de manifiesto la incapacidad del PSOE para hacer una política tributaria", agregó.

La medida, al no tener efectos retroactivos, no afectará a las actuales estrellas del fútbol español, como la pareja del Real Madrid Ronaldo y Kaká, o los barcelonistas Zlatan Ibrahimovic y Lionel Messi, que seguirán tributando al 24 por ciento.