Público
Público

La Liga importa mucho

La tendencia a la baja en el mercado de fichajes que se intuía no se ha producido

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Liga española sí importa y mucho. A pesar de la crisis económica que azota a todos los sectores, incluido el fútbol, la tendencia a la baja en el mercado de fichajes que se intuía no se ha producido. Es más, los 331, 8 millones desembolsados hasta la fecha en traspasos de jugadores procedentes de ligas foráneas arrojan una balanza de pagos (exportaciones menos importaciones) claramente negativa para los clubes españoles. España ha vuelto a enriquecer al resto de países de Europa a costa de multimillonarios fichajes. Inglaterra, con 142,5 millones e Italia, con 118, han sido los países más beneficiados, principalmente por la espectacular inversión realizada por Florentino Pérez, que no ha reparado en gastos para tratar de devolver al Real Madrid a la primera línea del fútbol mundial.

Esos 331,8 millones desembolsados por los clubes de Primera en arcas de clubes extranjeros distan mucho de los 79,9 ingresados por las exportaciones. La cifra ejemplifica la tendencia compradora del fútbol español, en contraposición con la actuación de la mayoría de ligas y clubes foráneos, que se han apretado el cinturón.

La llegada de Florentino Pérez a la presidencia del Real Madrid ha disparado el mercado de fichajes y sus inversiones, junto a la del Barcelona por Ibrahimovic, han recuperado el foco mediático para el campeonato español, solapado por la Premier en los últimos años. En este sentido, la Liga BBVA ahora también importa mucho.

Hasta el momento, los clubes de la Liga han incorporado un total de 21 jugadores procedentes de entidades extranjeras. Entre ellos, destacan un nombre y una cifra: los 96 millones abonados por el actual Balón de Oro, el portugués Cristiano Ronaldo. Su coste supone el 28,93% del total de la importación española.

Aunque la cifra de exportaciones, 18, sólo es en tres jugadores inferior a las de las importaciones, la balanza de pagos del fútbol español arroja hasta hoy un saldo negativo de 251,9 millones de euros. Cifra que evidencia que el elevado precio abonado por algunos jugadores (Ibrahimovic, 49 millones; Kaká, 64 y Ronaldo, 96) ha disparado el gasto importador hasta niveles insospechados antes de la reaparición de Florentino Pérez.

De esta forma, se vuelve a los números rojos en el saldo de las ventas y compras entre clubes españoles y extranjeros que ha caracterizado al mercado español durante la última década. Únicamente en dos años (2000 y 2008) se dio un saldo positivo. Es más, con más de dos semanas por delante de mercado, el balance negativo actual amenaza al récord alcanzado en 2007 con 270,81 millones de euros.

El equipo blanco encabeza tanto la lista de gasto en el extranjero (229 millones) como la de jugadores importados. Un total de cinco futbolistas procedentes de otras ligas (Kaká, Cristiano Ronaldo, Benzema, Arbeloa y Xabi Alonso) superan en número a los tres recién llegados al Barça (incluído Keirrison, que estará cedido al Benfica durante esta temporada) y Villarreal; y a las dos incorporaciones foráneas del Atlético de Madrid, los uruguayos Cabrera y Gallegos.

El gran protagonista de este fenómeno importador es indudablemente el Real Madrid y su superproducción. Mientras que la entidad de Concha Espina se ha embarcado en cifras históricas, la mayoría de los clubes de Primera se han ajustado a los tiempos de recesión que corren y han tomado la opción de las cesiones para reorganizar sus plantillas.

El mercado no se ha congelado durante el verano, son muchos futbolistas los que han cambiado de camiseta, pero gran parte de los movimientos se han realizado entre los clubes españoles, mediante esas cesiones o pagos de paupérrimas cifras comparadas con lo invertido por el Madrid, sobre todo, y el Barcelona en Ibrahimovic.

Ninguna de las cantidades pagadas por los dos grandes se han quedado en territorio español y eso ha repercutido en movimientos internos de mayor calado que los habidos. Así, casi la mitad de los equipos de Primera no han gastado ni un euro por jugadores procedentes de clubes extranjeros, y tres (Mallorca, Sporting y Getafe) se han quedado por debajo del millón de euros. Florentino Pérez y el récord que supone el fichaje de Cristiano Ronaldo tienen mucho que ver en esta tendencia al alza en las cifras de importación.