Publicado: 01.12.2014 11:30 |Actualizado: 01.12.2014 11:30

Lima asume el reto de un compromiso global por el clima

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Conferencia de las Partes sobre el Cambio Climático de la ONU (COP20) arranca hoy en Lima con la participación de 10.300 delegados de 195 países, convocados para elaborar un documento base que permita suscribir en 2015 un acuerdo mundial y vinculante para reducir los efectos del cambio climático.

La secretaria ejecutiva de la Convención de la ONU sobre cambio climático, Christiana Figueres, manifestó a la emisora RPP Noticias que espera que la reunión de Lima "haga historia" al concertar un borrador "conciso y bien estructurado" para que sea llevado a la cumbre de París del año que viene. 

En la Cumbre del Clima de Durban en 2011, los Estados asumieron la necesidad de dar el salto a una economía descarbonizada, pero el deafío en Lima es cómo alcanzar ese objetivo de manera conjunta. 

La UE, que presentó ayer su delegación en la COP20, se expresó en este mismo sentido y ratificó su pedido para que este encuentro "allane el camino" para el acuerdo mundial que debe alcanzarse en 2015.

La posición de los UE en Lima contiene los objetivos que marcarán las políticas europeas de energía y clima hasta 2030, acordados el pasado jueves por los jefes de Estado y de Gobierno de la unión. En este sentido, los veintiocho socios comunitarios se han comprometido a defender un pacto que permita mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 grados celsius, para lo que en 2050 las emisiones de gases de efecto invernadero tendrían que haberse reducido al menos en un 50% respecto a las de 1990.

El duro informe del Panel Intergunamental de expertos sobre cambio climático (IPCC) publicado en el 2014 afirmaba con contundencia que el calentamiento global es "inequívoco", y que las emisiones globales han de disminuir entre un 40%-70% para 2050 y el 100% para finales de siglo, si se quiere contener el aumento de la temperatura global en más de 2 grados, el "limite de seguridad climática". 

El reto, no obstante, está en negociar una reducción de las emisiones justa con las regiones menos desarrolladas y que son, por lo general, las más perjudicadas por los efectos del cambio climático.

La cita, que se prolongará hasta el 12 de diciembre, congregará a unos 15.000 participantes en la capital peruana. El presidete de ese país, Ollanta Humala, consideró que es la opotunidad de forjar la alianza más grande de la historia, que "una al mundo contra el cambio climático".

Los organizadores de la COP20 también han preparado el proyecto Voces por el Clima, un espacio de participación abierta para que los ciudadanos puedan conocer la problemática ambiental, integrado por cinco pabellones interactivos en los que se tratarán temas como bosques, montañas, agua, océanos, energía y ciudades sostenibles.

En la llamada Cumbre de los Pueblos, una reunión convocada por organizaciones indígenas y no gubernamentales que se celebrará en paralelo a la COP, se tratarán temas que no aparecen en la agenda de la conferencia, como la crisis de civilización y modelos alternativos de vida, soberanía y transición energética, agricultura y soberanía alimentaria y gestión sustentable del territorio.