Publicado: 24.11.2013 13:59 |Actualizado: 24.11.2013 13:59

Lina Morgan permanece "estable" en la UCI por una neumonía

La actriz de 76 años está ingresada en el hospital desde el pasado el jueves tras sufrir una "insuficiencia en los órganos respiratorios". 

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:

La actriz Lina Morgan permanece desde el pasado jueves en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Beata María Ana de Madrid a causa de una neumonía. La intérprete de 76 años, que ingresó en el hospital el pasado lunes, se mantiene "estable", según ha indicado su representante, Daniel Pontes.

La neumonía que padece la actriz causó una "insuficiencia en los órganos", según ha explicado Pontes, los facultativos están a la espera de conocer los resultados de diversas pruebas que le han realizado en los últimos días. El representante de la actriz ha asegurado que es imprevisible saber cuándo podrá ser dada de alta, y ha indicado que dependerá de su evolución y que "lo primero es que salga de la UCI".

Hasta este incidente, Lina Morgan "estaba bien de salud", según Pontes, quien ha querido recalcar el hecho de que la actriz esté "evolucionando bien" al tratamiento que le han prescrito los facultativos.

La actriz cuyo verdadero nombre es Ángeles López Segovia (Madrid, 1937), está retirada de los escenarios desde más de una década. Una de sus últimas apariciones públicas fue en marzo del año pasado en la presentación de la serie Tesoros Vivos de la Televisión, un acto presidido en Madrid por los Príncipes de Asturas.

Nacida en el castizo barrio de la Latina, la protagonista de películas como La tonta del bote (1970), ha desarrollado desde los años 60 una prolija carrera en el cine, el teatro y la revista musical, con éxitos que prolongó en la década de los 90 en la televisión en series como Compuesta y sin novio y Hostal Royal Manzanares. Morgan, que ha recibido numerosos galardones como la Medalla de Oro al Mérito en Bellas Artes (1999) y el Premio Nacional de Teatro Pepe Isbert (2000), también es conocida por su faceta como empresaria teatral en el Teatro La Latina, un escenario que vendió en 2010.