Público
Público

Linares asegura que el el flamenco no puede estar a expensas de caer bien a los políticos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cantaora Carmen Linares cree que los jóvenes artistas flamencos "lo tienen muy difícil" porque está todo "muy revuelto" y no hay apoyos, pues las casas de discos quieren "pelotazos que vendan mucho" y además este arte no puede estar a expensas de que al político de turno "le caiga bien".

Así lo indica Carmen Linares en una entrevista a Efe con motivo de su participación mañana en el Auditorio de Tenerife en un concierto de la Orquesta Sinfónica de la isla, al mando de su director honorario, Víctor Pablo Pérez, con un programa que incluye "El Amor Brujo" de Manuel de Falla.

La cantaora jienense explica que el flamenco está "relegado" pese a ser un género musical que requiere la misma atención y las mismas ayudas que otros, pero resulta "imposible" oirlo en la radio o ver un espacio dedicado a este arte en la televisión pública, como ocurre con el jazz o la música clásica.

Linares confiesa que ha tenido la suerte de hacer los discos que ha querido aunque precisa que para hacer como ella quería su última grabación, "Raíces y alas", sobre poemas de Juan Ramón Jiménez, creó un sello discográfico especial porque "no hay" directivos interesados en este tipo de proyectos.

"Las discográficas están presionadas por las ventas pero no es que pierdan dinero, es que ganan menos que antes", precisa la artista, quien indica que cuando grabó su primer disco a los 20 años con Juan Habichuela eligió libremente "lo que me gustó".

"Por acercar el flamenco a la gente nunca haría un tema malo", advierte Carmen Linares, quien precisa que "Raíces y alas", con música compuesta por el guitarrista y compositor Juan Carlos Romero y que fue candidato al "Grammy", está hecho "con cabeza y ha salido fluido", pues cuando algo se mete "con calzador, se nota".

Aunque el flamenco no goza del espacio que merece, paradójicamente es una palabra "que vende mucho", y de ahí la confusión que pueden crear conceptos como "el flamenquito", que a juicio de Carmen Linares "es un sucedáneo en el que hay algunas cosas buenas y válidas".

También entiende que el flamenco "es una universidad" y hacer una carrera de cantaora no consiste "en que salga una chica monísima y haga un disco con temitas", sino que se forja "trabajando, cantando, escuchando y aprendiendo".

Hay que conocer lo que había antes para que un artista se forme aunque se esté haciendo "al revés", pues no se puede aportar cosas a la música flamenca si no se conoce lo de antes, ya que este género goza además "de una gran cantidad de información".

Carmen Linares, que ha grabado las "Canciones Populares" de Lorca, tiene también "en mente" llevar al disco "El amor brujo" de Falla, una obra que ha interpretado anteriormente con Víctor Pablo Pérez, a quien considera "un director extraordinario, uno de los mejores, con el que todo es muy fluido porque es firme y a la vez cercano, pues te permite tener tu propia expresión".

Falla escribió "El amor brujo" para una cantaora -la estrenó Pastora Imperio- con unos quiebros que una artista de flamenco realiza "con muchísima naturalidad".

De hecho Falla fue el primer compositor que logró una perfecta unión de la música y el flamenco, algo que Linares echa de menos actualmente en los compositores actuales, a los que "animaría" a que realizasen piezas para este género, "una de las mejores músicas por su calidad extraordinaria y profundidad".

También está por hacer un gran musical sobre el flamenco en España, apunta Linares, quien próximamente representará en Madrid la versión del "Poeta en Nueva York" de Blanca Li, que incluye jazz y danza contemporánea.

Afirma asimismo la cantaora, que también ha trabajado en teatro y zarzuela, que hay escritores que "respetan y adoran el flamenco", una cuestión de sensibilidad y grandeza, pero "no es en líneas generales", pues todavía hay gente que lo rechaza "porque creen que el flamenco es una cosa de borrachos".