Público
Público

El lince regresará el lunes a Portugal tras 20 años extinto

España cederá 16 ejemplares en las próximas semanas a un centro de cría en cautividad en el Algarve

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos decenios después de su extinción en el país, Portugal volverá a acoger linces ibéricos. El secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, anunció ayer que el próximo lunes, 26 de octubre, tendrá lugar el traslado de una hembra de la especie desde el Zoobotánico de Jerez de la Frontera (Cádiz) al nuevo centro de cría en cautividad construido en Silves, un pueblo situado en el extremo meridional de Portugal.

Las cesiones de linces continuarán el viernes, con el trasvase de otros cuatro ejemplares desde el centro de La Olivilla, en Jaén, y se completarán en las próximas semanas hasta componer un grupo fundador de 16 individuos, según detalló en un comunicado el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino en la presentación del libro Conservación ex situ del lince ibérico, publicado por la Fundación Biodiversidad.

En el acto, la directora del programa de cría en cautividad, Astrid Vargas, dibujó un futuro esperanzador para el felino más amenazado de Europa, pese a que apenas sobreviven 250 ejemplares en libertad en la Península Ibérica. Vargas aseguró que en 2010 será posible reintroducir 'ocho o diez' linces en las comarcas de Guadalmellato (Córdoba) y Guarrizas (Jaén) y a partir de 2011 se alcanzará la 'velocidad de crucero': entre 20 y 40 individuos por año.

Los lugares de destino de estos animales nacidos en cautividad todavía se desconocen. Vargas anunció ayer que un grupo de científicos convocado por el Ministerio se reunirá 'en breve' para designar las áreas potenciales en Andalucía, Extremadura y Portugal. Pero la repoblación de estas nuevas zonas no comenzará, al menos, hasta 2012, ya que, según explicó la veterinaria, se necesitan entre tres y cinco años para preparar una reintroducción.

Cuando comience la reconquista de la península Ibérica, los titulares de la prensa se llenarán de linces muertos

Pese a su optimismo, Vargas advirtió de que, cuando comience la reconquista de la península Ibérica, los titulares de la prensa se llenarán de linces muertos. 'Reintroducción implica mortalidad, morirán muchos, seguro', admitió. En uno de sus anteriores proyectos, la conservación del turón de patas negras en EEUU, el 70% de los animales nacidos en cautividad pereció al reencontrarse con la libertad.

El secretario de Estado también pidió a la sociedad que esté preparada para 'soportar' un elevado 'nivel de bajas'. Puxeu aprovechó el acto para felicitar al investigador Miguel Delibes, de la Estación Biológica de Doñana (CSIC), por poner 'negro sobre blanco' los problemas que amenazan la conservación del lince en el nuevo libro presentado ayer. 'Delibes tira de las orejas a los que podríamos hacer más', reconoció Puxeu.

En el epílogo del volumen, el biólogo del CSIC critica que el Ministerio haya olvidado 'injustamente' el Grupo de Trabajo del Lince, 'en la práctica, lamentablemente disuelto'. Este comité de expertos propuso hace más de un decenio medidas drásticas, como la cría en cautividad, para evitar la inminente extinción del felino, pero el Ministerio ya no lo convoca.

En la ceremonia de ayer, Puxeu, también presidente de la Fundación Biodiversidad, y Vargas confirmaron que Castilla-La Mancha se está planteando la construcción'en dos o tres años' de un nuevo centro de cría, que se sumaría a los de El Acebuche, en Doñana; La Olivilla, en Sierra Morena; el de Zarza de Granadilla, en Cáceres, en construcción; el Zoo de Jerez y las nuevas instalaciones en Portugal. En noviembre de 2007, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, aseguró que este centro se localizaría en el Parque Nacional de Cabañeros, en Ciudad Real.

En el prólogo del libro, Puxeu se felicita del 'éxito palpable' del Programa de Conservación Ex Situ del lince ibérico en España y recuerda que el objetivo es que, en 2020, la especie deje de ser considerada en peligro.

76 linces en tres centros

El Programa de Conservación Ex Situ cuenta actualmente con 76 individuos albergados en tres centros: El Acebuche (28), La Olivilla (43) y el Zoobotánico de Jerez de la Frontera (5).

40 animales por año

Astrid Vargas calcula que, a partir de 2011, habrá hasta 40 ejemplares disponibles para programas de reintroducción cada año. Las sueltas comenzarán en 2010, aunque en lo que queda de 2009 habrá algunas liberaciones experimentales.

250 ejemplares en libertad

Apenas 250 ejemplares de la especie sobreviven en libertad en Sierra Morena y Doñana.