Publicado: 25.11.2013 11:25 |Actualizado: 25.11.2013 11:25

Linde dice que se recuperarán las ayudas a la banca, pero no sabe cuándo

El Banco de España alerta de "riesgos de desviación" el objetivo de déficit público de 6,5% del PIB en 2013 por la "debilidad" de los ingresos 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, ha afirmado este lunes que "con seguridad" se va a recuperar el dinero público destinado al rescate bancario, aunque ha admitido que no se sabe cuándo. No obstante, ha recalcado que ese dinero "ha servido para salvar depósitos, no para salvar directivos". "Es una verdad absoluta", ha asegurado en su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Senado.

"Lo que se ha hecho es lo mejor que se podía hacer, y los que han salido más protegidos han sido los depositantes", ha añadido, para asegurar que la otra alternativa habría sido la liquidación de entidades y habría sido "más caro para todos".

El gobernador, que ha asegurado que "hay indicios de recuperación" del crédito, ha estimado que la ayuda al sector financiero sumará este año 0,3 ó 0,4 puntos porcentuales al déficit público, si bien ha aclarado que sólo cabe hacer esta suma en términos de Contabilidad Nacional, ya que el rescate no se contabilizará a la hora de calcular el cumplimiento de los objetivos de déficit que marca Bruselas.

A este respecto, Linde ha insistido hoy en que existen "riesgos de desviación" en el cumplimiento del objetivo de déficit público de 6,5% del PIB en 2013, derivados sobre todo de la "debilidad" de los ingresos y de la recuperación de la paga extra para los funcionarios. Linde ha recalcado no obstante que atendiendo a la ejecución de la primera parte del año el objetivo de déficit público pactado es "alcanzable", pero para ello deberán recuperarse los ingresos en los meses finales del ejercicio. El gobernador ha considerado además que la evolución de la deuda pública, que podría subir del 100% en 2015, tras alcanzar el 98,9% en 2014, muestra la importancia de culminar con éxito el proceso de consolidación fiscal y de reformas estructurales.

Según Linde, el crecimiento del PIB del 0,7 % en 2014 que proyecta el cuadro macroeconómico es "prudente" y está en línea con el consenso de los analistas. Para el gobernador, la evolución de la economía española en el último año ha experimentado una "notoria mejoría" y "en estos momentos puede estar empezando a superar la segunda recesión de esta prolongada crisis". En todo caso, "la prudencia aconseja evitar toda complacencia porque los riesgos no han desaparecido y los impulsos para una recuperación sostenida son, aún, débiles", ha dicho.

Linde ha explicado que el cambio de tono en la economía española se ha debido a varios factores, entre ellos la mejoría de la coyuntura económica internacional y los avances en la gobernanza económica del euro, que han permitido, en su opinión, superar la "grave crisis de confianza" por la que atravesó la Unión Monetaria en 2012. En el caso español, Linde ha advertido de que familias, empresas, entidades de crédito y administraciones públicas continúan enfrentándose a unos costes de financiación que, aunque se han ido moderando, "siguen siendo excesivos" a la luz de la "orientación fuertemente expansiva" de la política monetaria del BCE.

Además de los factores externos, el gobernador ha indicado que la economía española se ha beneficiado de la mejora de la confianza y del tono "algo menos desfavorable" del mercado de trabajo, lo que ha posibilitado que el consumo privado haya empezado a recuperarse, así como de los avances de la inversión en bienes de equipo, y de la atemperación del descenso de la demanda nacional.