Público
Público

Linde gana 81.320 euros por seis meses de trabajo

El Banco de España tuvo un beneficio de 3.845 millones en 2012, y las reservas de oro aumentaron en 401,2 millones de euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, percibió un salario bruto de 81.320 euros durante sus seis primeros meses al frente de la institución, a la que llegó el 11 de junio de 2012 para sustituir a Miguel Ángel Fernández Ordóñez. Según consta en el informe anual del Banco de España, Fernández Ordóñez recibió 79.250 euros por su labor desempeñada desde el 1 de enero de 2012 al 10 de junio de ese año, remuneración que incluye antigüedad y ayuda familiar.

El relevo al frente del Banco de España se produjo el 10 de junio, después de que Fernández Ordóñez decidiera renunciar a su cargo un mes antes de lo previsto. Por el ejercicio completo de 2011, el exgobernador, que estuvo al frente del supervisor desde julio de 2006 a junio de 2012, ganó un salario bruto de 176.000 euros. Si se toma como referencia la retribución de Linde por sus primeros seis meses en el Banco de España, el actual gobernador habría percibido unos 162.000 euros por el año completo.

Por su parte, el subgobernador del Banco de España, Fernando Restoy, percibió por los mismos conceptos un total de 89.550 euros, correspondientes al periodo que abarca desde el 18 de junio de 2012 al 31 de diciembre de ese año. El subgobernador saliente, Francisco Javier Aríztegui, ganó 93.170 euros por su labor desde el 1 de enero de 2012 al 17 de junio de 2012.

Los miembros no natos del Consejo de Gobierno perciben un salario anual bruto de 48.100 euros y, en caso de que pertenezcan a la Comisión Ejecutiva, el salario anual bruto es de 60.330 euros. Además, los miembros de los órganos de gobierno perciben cantidades iguales en concepto de dietas por asistencia a las sesiones de dichos órganos, fijadas en 953 euros por sesión del Consejo de Gobierno y 457 euros por sesión de la Comisión Ejecutiva.

De otro lado, el Banco de España registró un beneficio neto de 3.845,23 millones de euros en 2012, lo que representa un incremento del 60,2% respecto a los 2.400,13 millones de euros que obtuvo en el año 2011, según el informe anual de la entidad. De este importe, 1.732,5 millones de euros fueron ingresados en el Tesoro el 3 de diciembre de 2012, de conformidad con lo dispuesto en el Real Decreto 2059/2008. También el 1 de marzo de 2012 se ingresaron en el Tesoro un total de 940,09 millones de euros, el 90% de los beneficios de 2011. Además, el 10 de septiembre de 2012, una vez aprobados por el Consejo de Ministros el balance y la cuenta de resultados de 2011, se ingresaron 240 millones de euros como importe restante de los beneficios de dicho ejercicio.

Los ingresos netos por intereses alcanzaron los 5.111,02 millones de euros, un 30% más, mientras que los ingresos por honorarios y comisiones se situaron en 7,27 millones de euros, un 5,5% más. Los gastos operativos se situaron en 411,24 millones de euros, un 5,8% menos. Un total de 210,91 millones de euros correspondieron a gastos de personal, cifra un 8,6% inferior a la de 2011. Los gastos de bienes y servicios se situaron en 119,38 millones de euros.

La plantilla total del Banco de España, a 31 de diciembre de 2012, se situó en 2.620 personas, con un descenso de 66 efectivos respecto al año anterior.

Por su parte, las tenencias de oro al cierre de 2012 se elevaban a 11.418,4 millones de euros (equivalente a 9,05 millones de onzas de oro fino), 401,2 millones de euros más que en el año anterior. Las provisiones alcanzaron los 7.806,34 millones de euros en 2012, un 22% más. Del total, 5.870,34 millones de euros correspondieron a cobertura de riesgos por tipo de cambio y tipo de interés, mientras que el capital y reservas se mantuvo en 1.950 millones de euros.

En cuanto a los dividendos, el Banco de España registró un importe de 89,58 millones de euros, de los que 68,20 millones de euros proceden del dividendo del BCE por el señoreaje de sus billetes; 9,04 millones proceden del dividendo ordinario del BCE; 8,80 millones corresponden a dividendos por la participación en BME, y 3,55 millones a la participación en organismos internacionales (Banco de Pagos Internacionales).