Público
Público

Lindsay Lohan confiesa que volvió a consumir cocaína

La polémica actriz podría volver a ingresar en prisión otros 30 días

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En un arranque de sinceridad, la polémica Lindsay ha confesado en Twitter que rompió las condiciones de su libertad condicional al consumir cocaína. En un control antidroga ordenado por la Justicia, Lohan dio positivo, lo que podría suponer para ella reingresar en prisión otros 30 días.

Han pasado tres años desde que en 2007 Lindsay Lohan fuera acusada de conducir ebria y por posesión de cocaína. Aquello, junto a sus excesos públicos, su comportamiento errático y sus continuas salidas de fiesta, prácticamente destruyó su carrera.

La semana pasada, durante un control antidroga ordenado por la corte que supervisa las condiciones de su libertad, la actriz y modelo dio positivo por cocaína, según TMZ. Bajo las condiciones impuestas por la corte en agosto, Lohan podría volver a la cárcel durante 30 días si se confirman estas informaciones.

Y ha sido ella misma la que, a través de Twitter, ha confesado la verdad. 'Lamentablemente, fallé mi más reciente prueba contra las drogas (...) el abuso de sustancias es una enfermedad que lamentablemente no desaparece de la noche a la mañana. Estoy trabajando duro para superarlo y estoy logrando avances cada día. Estoy probando cada día y hago lo que debo para evitar cualquier error en el futuro', señaló.

Antes de que publicara sus mensajes en Twitter, la revista Us Weekly citaba a Lindsay Lohan negando la mayor: 'Estoy bien. Están locos'. Sin embargo, ahora la actriz dice estar lista para regresar a la corte y 'afrontar las consecuencias'.

La actriz ya ingresó en rehabilitación tres veces durante 2007. Al no poder cumplir con los términos de su libertad condicional relacionados con su caso de ese año, Lohan pasó en agosto dos semanas en la cárcel, seguidas por 22 días en un programa de rehabilitación que normalmente dura tres meses.

Al ser liberada recibió la orden de someterse dos veces por semana a pruebas aleatorias y de asistir a asesorías de drogas y a clases de terapia de conducta.