Público
Público

Lindsay Lohan irá a la cárcel por violar su libertad condicional

Además, la actriz tendrá que trabajar doce días al mes en el depósito de cadáveres y asistir a cuatro sesiones de terapia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La actriz Lindsay Lohan ha sido condenada a una pena de 30 días de cárcel por violar reiteradas veces los términos de su libertad condicional.

En términos reales, la condena, determinada por la juez Stephanie Sautner de la Corte Superior del condado de Los Ángeles (EEUU), podría quedar en un encarcelamiento efectivo de seis días, según ha apuntado la web TMZ, que cita fuentes del departamento del Sheriff. Lohan ha admitido que se saltó la libertad condicional al no acudir a unas sesiones de terapia y ser expulsada de un centro de mujeres de Los Ángeles, donde tenía que hacer trabajo social.

La actriz, protagonista de Mean Girls, se ha mostrado aliviada al recibir el dictamen judicial, ya que la juez podía haberla enviado 300 días a prisión. Una posibilidad que la magistrada no descarta en caso de que Lohan no cumpla a rajatabla sus órdenes a partir de ahora. Además de su paso por la cárcel, la actriz tendrá que trabajar doce días al mes en el depósito de cadáveres y asistir a cuatro sesiones de terapia mensuales hasta el 29 de marzo.

Lohan vio cómo Sautner le revocaba su libertad condicional el pasado 19 de octubre, pero continuó libre tras pagar una fianza de 100.000 dólares hasta que hoy revisase su situación el tribunal californiano.

La que fuera estrella de Disney había sido expulsada del programa de servicio comunitario en un centro de mujeres de Los Ángeles por no haber comparecido en 9 ocasiones para cumplir con las horas de trabajo social que le había impuesto la jueza Sautner a cambio de dejarla en libertad.

Desde 2007, la actriz tiene causas abiertas con la Justicia. Entonces, fue detenida por conducir ebria en un caso que se fue complicando cuando fue incumpliendo las órdenes judiciales.

El pasado mes de enero, cuando aún estaba en libertad condicional por el delito anterior, fue condenada a 35 días de arresto domiciliario por apropiación indebida de un collar en una joyería en Los Ángeles. Desde junio Lohan quedó nuevamente en libertad condicional y tenía pendiente completar sus horas de trabajo social para terminar con sus conflictos legales.