Público
Público

Lindsay Lohan intenta reconducir su vida alejándose de las malas influencias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La actriz neoyorquina Lindsay Lohan intenta reconducir su vida alejándose de las malas influencias y centrándose en el trabajo y en actividades más caseras, según informa hoy la revista People.

Cuatro meses después de abandonar el centro de rehabilitación de Cirque Lodge en Utah (EE.UU.), Lohan reaparece a la vida pública como imagen de la portada de la edición británica de la revista Glamour, ataviada con un vestido rojo de escote corazón.

De este modo, la protagonista de "Mean Girls" ("Chicas Malas", 2004) explica a esta revista, en su primera entrevista tras someterse a rehabilitación, cómo está encaminando su vida, desprendiéndose de las malas influencias y las personas equivocadas.

"Hay amigos con los que he dejado de salir porque han tomado caminos diferentes", afirma la actriz en la entrevista que recoge People en su edición digital.

"Pero, es difícil, porque soy de la clase de personas que quieren confiar en todo el mundo", añade la actriz, de 21 años, que saltó a la gran pantalla a los 11 años de edad, de la mano de Disney con la película "The Parent Trap" ("Juego de Gemelas, Tú a Londres y Yo a California" 1998).

Lohan confiesa que se siente cómoda estando con ella misma y que a pesar de que "durante el día me siento bien estando sola, odio estar sola por las noches".

En este sentido, la joven manifiesta: "me gusta tener amigos a mi alrededor, pero ahora prefiero estar sola en casa", con lo que explica que en estos momentos tiene más horas libres, que dedica a escribir en su diario personal o mirar la televisión.

"Esto no significa que no volveré a una discoteca nunca más, porque estaría mintiendo", puntualiza la también cantante.