Público
Público

La línea del AVE Madrid-Barcelona entra mañana en servicio sin inauguración oficial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La esperada línea del AVE entre Madrid y Barcelona entrará mañana en servicio, a partir de las 06.00 horas, sin ningún tipo de inauguración oficial, tras acumular varios años de retrasos y después de dar por superado un rápido período de rodaje en el último tramo de las obras.

Adif ha efectuado durante el día de hoy las últimas pruebas del AVE entre Camp de Tarragona y la estación de Sants de Barcelona para tener a punto la línea de alta velocidad, que mañana iniciará su primer recorrido comercial entre Barcelona y Madrid a partir de las 06.00 horas, en ambos sentidos.

Las últimas pruebas para comprobar el estado de la infraestructura, las vías, las catenarias o las instalaciones de seguridad se han realizado con un modelo Siemens 103 de Renfe, que es el que mañana inaugurará el servicio, y un tren laboratorio de Adif, llamado Séneca.

El secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán, en una reunión informal hoy con periodistas para despedirse tras la disolución del Centro de Coordinación de Operaciones Ferroviarias (CECOF), ha dicho que las pruebas realizadas han ido muy bien y que todo está listo para que la alta velocidad conecte Barcelona y Madrid a partir de mañana.

Morlán ha insistido en que mañana no cogerá el AVE Barcelona-Madrid, ya que no se ha preparado ninguna inauguración oficial del servicio y que todavía no sabe cuándo lo utilizará.

Las pruebas se han intensificado en las últimas semanas, después de que los socavones aparecidos en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) obligaran a parar las obras en esta zona y retrasaran la inauguración prevista para el 21 de diciembre de 2007.

Tras más de 75.000 kilómetros de pruebas en el tramo Camp de Tarragona-Barcelona Sants, con especial hincapié en el tramo El Prat-Barcelona Sants, la infraestructura está a punto para que el AVE Barcelona-Madrid sea una realidad a partir de mañana.

La estación de Sants hacía hoy los últimos retoques para recibir mañana a los viajeros, desde quitar la separación provisional del vestíbulo de entrada hasta acabar de limpiar y hacer los últimos arreglos.

El nuevo vestíbulo para la alta velocidad de la estación de Sants dispone de 2.745 metros cuadrados, donde se han instalado 300 asientos en las zonas de espera.

El AVE Barcelona-Madrid entrará en servicio con trenes Siemens S-103 que saldrán a las 06.00 horas desde ambas ciudades y que tienen previsto llegar a su destino a las 08.43 horas.

El servicio se estrenará con 17 trenes de alta velocidad por sentido, de los que siete serán directos desde Barcelona y ocho desde Madrid, con un horario que va desde las 06.00 horas hasta las 21.00 horas.

Las tarifas oscilan en una horquilla desde los 40,55 euros que valdrán algunos billetes en clase turista comprados por internet para trenes con paradas, hasta los 245 euros que costará el servicio llamado Puente AVE, un billete abierto con el que no es necesario hacer reserva, en la clase club.

Un portavoz de Renfe informó a EFE de que los viajeros de esta línea que tengan billetes de tarifa general, ida y vuelta o "Puente AVE" disfrutarán mañana de gratuidad en los trayectos de Cercanías que puedan usar en origen y destino.

Renfe prevé que este nuevo servicio alcance los 6,1 millones de viajeros este año y los 7,8 millones en el año 2011.

La compañía ha adoptado un compromiso de puntualidad en la línea Madrid-Barcelona, cuya velocidad máxima será, de momento, de 300 kilómetros por hora y la velocidad media comercial se situará entre los 230 y los 240 kilómetros por hora.