Público
Público

Lissavetzky dice que el deporte vertebra las identidades colectivas frágiles

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, ha destacado hoy la relevancia social del deporte en el terreno de las identidades colectivas "frágiles", como un elemento que las "vertebra y cohesiona".

En una jornada sobre los retos de la diplomacia pública española organizada por el Instituto Elcano, Lissavetzky ha añadido que las "emociones compartidas" y el "sentido de pertenencia común" se expresan de manera muy importante en el deporte.

Lissavetzky ha dicho que 2008 ha sido el mejor año de la historia para el deporte español y ha desgranado los éxitos de los deportistas no sólo en los Juegos Olímpicos de Pekín, sino en tenis, ciclismo, baloncesto, natación sincronizada o fútbol, en un periodo en el que -ha recordado- se ha acuñado el término "la roja" para referirse a la selección española.

Según el secretario de Estado para el Deporte, 2008 ha permitido avanzar en el deporte colectivo, que es "el que más cala en la sociedad" y los campeones españoles, las grandes figuras del deporte, han ofrecido al mundo "una imagen de normalidad, simpatía y frescura magnífica".

Ha comparado una encuesta sobre los españoles que reconocían tener interés en el deporte elaborada en 1980 -un 47 por ciento- con otra sobre el mismo asunto elaborada este año que aumentaba el porcentaje hasta el 71 por ciento.

"La imagen que ha adquirido España es la imagen real", ha aseverado Lissavetzky quien ha concluido que "pinta mucho más ahora en el mundo que antes" en cuanto a los éxitos deportivos y ha reclamado que se aproveche esta coyuntura para que el deporte apoye la labor de diplomacia pública española.

"Queda en la agenda política del Gobierno esa importancia del deporte que, si se sabe aprovechar, servirá para reforzar la diplomacia exterior", ha aseverado Lissavetzky.

El presidente del Real Instituto Elcano, Gustavo Suárez Pertierra, ha reclamado hoy al Gobierno que defina y ponga en marcha una estrategia de diplomacia pública porque España "hasta ahora no la ha tenido" y "no puede seguir como hace treinta años", cuando "apenas tenía" peso e intereses en el exterior.

Suárez Pertierra ha destacado que la acción exterior tiene que tener cada vez más en cuenta a las opiniones públicas de los países en los que España tiene intereses porque el escenario global "nos obliga a convencer al Estado y la opinión pública acerca de las ventajas comparativas de nuestro país".

El presidente del Instituto Elcano ha dicho que el Gobierno es consciente de esta necesidad y ha recordado, en ese sentido, que se ha comprometido a la creación de la Comisión Nacional de Diplomacia Pública.

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, avanzó el pasado mes de septiembre que el Gobierno creará en esta legislatura una comisión de diplomacia pública, que estará presidida por el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, encargada de analizar la proyección española en el exterior.