Público
Público

Lissavetzky dice que llega a Madrid "para quedarse" y no teme a las primarias

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El secretario de Estado para el Deportes y aspirante a encabezar la candidatura socialista al Ayuntamiento de Madrid en los comicios locales de 2011 asegura que llega a la política de esta ciudad "para quedarse" y agrega que no teme que en su caso pueda haber primarias.

En declaraciones a la Cadena Ser Lissavetzky deja entrever que seguirá en su actual cargo al menos hasta diciembre, aunque puntualiza que "depende de Zapatero", en alusión a lo que pueda decidir el presidente del Gobierno.

"Si fuera candidato lo sensato es acabar este año con el deporte, lo he hablado con Villar y tenemos el reto del mundial de fútbol de 2018 que se decide en diciembre, ahora viene la FIFA a ver las infraestructuras y no sería bueno cambiar ahora mismo, enero es una buena fecha", asegura el secretario de Estado.

Se denomina a sí mismo "protocandidato" para el Ayuntamiento de Madrid, ya que otros aspirantes podrían presentarse durante el mes de septiembre. Estamos a la espera de que empiece el proceso real en septiembre.

Dice ignorar si habrá otro candidato y añade que cuando habló del asunto con el líder del PSM Tomás Gómez no le informó de que hubiera otros.

"Si se presenta alguien más no tengo temor, si hay primarias estaré encantado de participar en ellas", señala Lissavetzky, quien recuerda que su nombre ha salido en los medios como eventual candidato durante meses.

Apunta que también había hablado del asunto con el presidente del Gobierno y líder del PSOE y admite que aceptar "ha sido una decisión personal complicada, es un paso difícil por cómo está el deporte español".

Su deseo es que la campaña electoral sea "limpia, intensa y educada, de ideas y proyectos" y deja claro que siente respeto por el actual regidor madrileño, Alberto Ruiz-Gallardón, aunque su concepto de ciudad es diferente.

En su favor dice que está muy ligado a Madrid, donde fue consejero autonómico de Cultura y Deporte durante años, portavoz en la Asamblea y líder de partido socialista en la región.

"He estado con la creación de la Universidad Carlos III, en la Peineta, la escuela de cine, la ley del deporte de Madrid, muchos sólo me conocen por el deporte pero he tenido una gran unión a Madrid. He estado 10 años a disposición de los socialistas madrileños. Este es un paso que me ilusiona muchísimo", agrega.

A ello se une una militancia de tres décadas y media en el PSOE, que le permiten tener una visión de su partido.

"Cada uno ve el partido a su manera. Llevo 36 años en el partido y tengo el concepto de que los dirigentes deben orientar y está la posibilidad de aceptar lo que te comentan o no", afirma.

Lissavetzky ha expresado su apoyo a Trinidad Jiménez para que sea la candidata socialista a la Comunidad de Madrid, pero si en el proceso de primarias gana Tomás Gómez el secretario de Estado paar el deporte también se sentirá cómodo.

Por eso pone énfasis en que el que salga elegido "representará bien al PSOE" y añade que tras seis años en el ámbito del deporte ha aprendido mucho y ahora es momento de optar por el Ayuntamiento, gestionado por el PP desde hace casi veinte años: "hay un dominio popular en Madrid pero nada es imposible, si ganamos mundiales de fútbol y baloncesto... será difícil para mí y para el PSOE, pero es posible".