Público
Público

Las listas de morosos en España ya superan los 2,4 millones de personas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de 2,4 millones de personas residentes en España y 300.000 empresas tenían en febrero deudas impagadas con entidades bancarias, grandes compañías o financieras por valor de 11.838 millones de euros, según datos de la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito (Asnef-Equifax).

Fuentes del registro de morosos de Asnef-Equifax explicaron a EFE que durante los últimos meses se ha incrementado tanto el número de personas incluidas en la lista como el de consultas realizadas, en coincidencia con la crisis de crédito y liquidez que provocaron las hipotecas "subprime" en EEUU y con que no se hayan bajado tipos de interés en la eurozona.

A finales de 2006, casi 1,7 millones de personas residentes en España y 250.000 empresas mantenían deudas impagadas, mientras que el pasado verano el número de "morosos" ya superó los 1,8 millones, si bien el incremento se ha acentuado en los últimos meses.

El fichero Asnef pasó el pasado año de 2,9 millones de operaciones morosas a 3,5 millones, un 19,8 por ciento más, mientras que sus responsables atendieron más de 724 millones de consultas, un 76 por ciento más que en el ejercicio anterior.

En los dos primeros meses de 2008, al saldo moroso declarado ha aumentado en 1,2 millones de euros, las operaciones morosas rozan los cuatro millones y el número de altas y bajas mensuales se sitúa en 650.000, con más de 11,3 millones de registros modificados mensualmente.

Los gestores de esta lista, que recoge préstamos no devueltos a partir de los tres meses siguientes a la fecha de vencimiento del plazo, esperan que en los próximos meses "la morosidad siga subiendo".

El pasado año fuentes del sector señalaron que este repunte en las listas de morosos se percibe especialmente en los créditos al consumo y en pagos con tarjeta de crédito.

Además, el pasado año se incrementó el número de "repetidores" en las listas, personas que tras saldar su deuda son borradas de la lista de morosos, pero que semanas o meses después regresan a ella por incumplir otro pago o préstamo.

El registro de Asnef-Equifax se nutre de los datos aportados por 326 entidades, entre las que se encuentran bancos, cajas de ahorro y rurales, financieras de crédito, y empresas que gestionan créditos para concesionarios de automóviles o pagos de recibos telefónicos.

Además, distribuidores de petróleo y de electricidad aportan y consultan datos del fichero de morosos de Asnef, del que son dados de baja los clientes que abonan la deuda registrada.

En el registro pueden participar las entidades asociadas o adheridas a ASNEF, la Asociación Española de Leasing y la Asociación Española de Factoring y aparecer en él puede ocasionar problemas para recibir créditos de entidades financieras, que acuden a este tipo de registros para conocer la solvencia de sus futuros clientes.

En España, existen más de cien compañías y entidades como Asnef que elaboran estos registros para después venderlos o facilitarlos a quien se los solicite, posibilidad autorizada por la Ley de Protección de Datos, que entiende que estas listas son beneficiosas para la actividad económica.