Público
Público

"El Listo", una selección de las historietas de Xavi Àgueda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Puede que no sea tan inteligente, que tan sólo nos haya engañado con sus reflexiones a vuela pluma, pero no cabe duda de que "El Listo", ese monigote creado por el barcelonés Xavi Àgueda y del que ahora se publica una selección de sus mejores historietas, resulta un tipo de lo más curioso.

"El Listo tiene estudios, lee libros, ve películas en versión original y puede argumentar opiniones sobre casi cualquier tema, pero eso no le facilita las cosas en el momento de buscar trabajo o aparearse. Le divierte vivir en un país en el que la palabra listo se usa más como insulto que como cumplido, pero no termina de encontrar su sitio", explica Àgueda en una entrevista con Efe.

El autor admite cierto parecido con su personaje, pero desmiente que las tiras sean autobiográficas. "¡No soy yo! ¡Tienen que creerme! Estudió lo mismo que yo, tiene más o menos mi edad y mis hobbies, pero es una caricatura. Tiene cosas mías, de mis amigos y de gente que conozco. La vida de la gente no es tan divertida, pero alguna batallita está basada en hechos reales", confiesa.

Treintañero en paro e ingeniero de carrera, El Listo pasa sus días junto a otros actores secundarios, como El Gordo, El Cachas, Tito o Borja. "Son caricaturas de arquetipos de la juventud del siglo XXI: uno es antisistema, otro es vigoréxico, otro cuenta su vida en un blog pero no habla con nadie en el mundo real, otro mantiene una relación de pareja estable...", detalla Àgueda.

Con el objetivo de crear "algo diferente, ligero y honesto", el dibujante ofrece unas tiras de marcado acento humorístico, pero tampoco faltan referencias más sesudas. "El mundo es complicado y todo es mucho más profundo de lo que parece a simple vista. Me aburriría si tratase de hacer tiras cómicas sin tratar los temas que me angustian", analiza.

No le molesta el término "cutre", pero el autor plantea otra definición para su estilo gráfico: "Se puede decir que es icónico, que con una sofisticada economía de trazos pretende evocar lo máximo a partir de lo mínimo, pero bueno, cutre también me gusta", señala.

Las tiras reunidas en "El Listo" (TMEO) vieron la luz en diferentes revistas y publicaciones de carácter "underground", pero otras muchas hicieron lo propio en Listocomics.com, el weblog que Àgueda regenta desde hace diez años.

"Tenía la idea del personaje y cuatro paginillas dibujadas, pero las revistas ni se dignaron a responderme, así que abrí una web y lo puse ahí. Los blogs todavía no se habían inventado, y mi primera página la hice con el Microsoft Word", recuerda.

Sabedor del potencial que encierran las nuevas tecnologías, Àgueda (Barcelona, 1979) considera que la relación directa entre autor y lector es "una alternativa muy viable".

"Internet y las técnicas de impresión digital hacen posible llegar a mucha gente sin pagar el peaje de los intermediarios ni preocupándose de gustar al gran público", celebra.

El dibujante no se dedica a la historieta de forma profesional, sino que compagina sus ilustraciones con las clases que imparte en un instituto de secundaria barcelonés. "Mi especialidad es Tecnología, pero también imparto clases de Ciencias Naturales, Física y Química", expone.

"Mis alumnos me vacilan con muchas cosas, pero con los cómics no mucho. También es verdad que los cómics les suenan a libros, a cultura, a erudición y a aburrimiento. La mayoría de mis alumnos no leen nada, trabajo en un instituto público de un barrio pobre y puedo asegurar que el panorama es desolador", lamenta.