Público
Público

Un Liverpool de diez hombres y con Torres cae ante el colista Portsmouth

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Con Fernando Torres en el once titular, un Liverpool que se redujo a diez con la expulsión del argentino Javier Mascherano volvió hoy a patinar a domicilio ante el más débil de la Premier, un Portsmouth que se impuso por 2-0 y que abandonó temporalmente la zona más baja de la tabla al ascender un puesto.

Pese a que se notó la presencia de "El Niño" en la formación visitante y supuso una amenaza a la zaga local, lo cierto es que el delantero madrileño no provocó ninguna ocasión clara y el colista de la Premier logró estrenar el marcador.

Fue el argelino Nadir Belhadj, un hombre con el que el israelí Avram Grant no ha contado demasiado últimamente, el que firmó la ventaja a los 33 minutos de partido.

La jugada la inició Kevin-Prince Boateng, que obligó al meta español del Liverpool Pepe Reina a trabajar para frenar una poderosa volea; el zaguero Glen Johnson, ex jugador del "Pompey", no logró despejar la bola propiciando el remate a gol del extremo argelino.

Daniel Agger tuvo en su mano igualar antes del descanso, cuando el capitán del equipo, el inglés Steven Gerrard, le centró un balón cuando se encontraba totalmente desmarcado, aunque el remate de cabeza del holandés se desvió por encima del larguero.

Los "reds" sufrieron otro contratiempo antes del medio tiempo. Llegó en forma de roja directa al argentino Javier Mascherano por una falta del centrocampista sobre Tal Ben Haim.

Los pupilos de Benítez acusaron la inferioridad numérica y el Liverpool volvió a mostrarse incapaz de sobreponerse a las circunstancias.

Lejos de reponerse, la plantilla visitante volvió a encajar otro varapalo. Esta vez, firmó el segundo gol el local Frederic Piquionne en la recta final del encuentro y desde dentro del área de penalti.

El capitán "red", Steven Gerrard, generó una buena ocasión de marcar cuando apenas quedaban unos minutos para concluir el partido pero hoy tampoco era el día del Liverpool, que registró numerosos amonestados y se llevó tres amarillas (Torres, Johnson y Lucas Leiva).

Este marcador no hace ningún favor al conjunto de Anfield, que continúa con su crisis y sigue en sexta posición de la general, mientras que el resultado ayuda al Portsmouth a dejar la cola de la tabla y situarse en penúltima posición, con 15 puntos, por encima del West Ham United.