Público
Público

Liza Minelli comienza su gira sudamericana en el balneario de Punta del Este

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Liza Minelli, que este jueves cumplió 63 años y ha elegido Uruguay para comenzar una nueva gira por América del Sur, afirma en una entrevista publicada hoy que para "mantenerse en escena hay que ser un atleta" y "entrenar como tal".

La cantante y actriz tiene previsto hoy un concierto exclusivo para una elite de admiradores en el balneario uruguayo de Punta del Este.

"No sé cómo hago para mantener mi energía así de alta. Siempre fue así. Creo que tiene mucho que ver con mi preocupación para mantenerme en forma", afirmó la diva estadounidense en una entrevista con el diario El País de Montevideo.

La reina del music hall, que reapareció en la escena el pasado diciembre, en el Teatro Palace de Broadway, dedica cuatro horas diarias al baile y la gimnasia.

El escenario de su actuación hoy en Punta del Este es el lujoso hotel Conrad, donde ya en 2007 cantó ante cerca de 1.300 invitados, una cifra similar a la que se espera hoy.

Entre los temas que incluirá esta noche en su repertorio figuran "Yes", "God Bless the Child", "It Was a Good Time", "I Gotcha", "Ring them Bells", "Son of a Preacher Man", "Bye, Bye Blackbird", "You've Let Yourself Go" y "My Mammy".

"Es un show con muchas canciones, mucho baile y también mucho acting", destaca.

No faltarán, claro está, los míticos "New York, New York" y "Cabaret", dos de los hitos en su carrera artística.

Minelli recibió el Oscar a la mejor actriz por su interpretación del personaje Sally Bowles en el filme "Cabaret" (1972).

La actriz reconoce una deuda especial con el cantante francés Charles Aznavour, a quien conoció cuando sólo contaba 17 años.

"Cuando Charles salió al escenario no podía creerlo, dejé de respirar por las siguientes dos horas", explica Minelli.

Después, añade, "nos volvimos amigos, él fue mi profesor y lo considero mi héroe y mi mentor".

Sobre su vida sentimental, Minelli explica que, aunque cree "en amantes, en la pasión", sin embargo ya no confía en el matrimonio.

"Ahora tengo 63 años. Entonces, ¿cuál es el sentido de volverme a casar?", dice, para a continuación justificar que "es difícil para cualquier hombre" estar casado con ella debido a su fama.

No obstante, "mi vida está llena de amigos maravillosos, de músicos y de actores. Eso me completa", agrega.