Público
Público

Las llamas devoran media España

En Teruel seis fuegos siguen activos y sin controlar. El perímetro del incendio forestal de Horta en Tarragona está prácticamente cerrado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las llamas que llevan días arrasando diferentes zonas del país no dan tregua y afectan a casi una docena de provincias españolas. El incendio más grave, el de Tarragona, se extiende desde ayer a más de 1.ooo hectáreas. Sin embargo, en Aragón la situación es aún más grave  ya que la superficie afectada por los últimos incendios forestales asciende a más 8.000 hectáreas según las estimaciones iniciales. En Teruel, donde los incendios son los peores de los últimos quince años, siguen activos y sin controlar seis fuegos, que han obligado a evacuar a 1.500 personas de seis localidades.

El fuego ha obligado además a desalojar esta noche un campamento de 130 niños en la localidad turolense de Cañizar del Olivar, ha informado el Gobierno de Aragón, que hoy desplegará un operativo de coordinación y extinción con más de 500 personas y 18 medios aéreos.

Los núcleos poblacionales desalojados son Alloza, La Cirujeda y La Cañadilla (pedanías de Aliaga), Valdeltormo, La Zoma y Cañizar del Olivar, debido al humo procedente de los diversos incendios que se han mantenido activos durante la noche en la provincia de Teruel.

En concreto, en Cañizar del Olivar ha sido necesario evacuar a la población que ha sido reubicada en el polideportivo de Montalbán y a un campamento de niños cercano al pueblo.

Los 130 niños, procedentes de Valencia, han sido trasladados al pabellón polideportivo de Estercuel donde han pasado la noche. Los 200 vecinos de Cañizar del Olivar han sido reubicados en el polideportivo de Montalbán.

Los vecinos de Alloza han pernoctado en Andorra; los de La Cirujeda fueron trasladados al pabellón de Hinojosa de Jarque; los de La Cañadilla fueron llevados a Ejulve; los habitantes de Valdeltormo han pasado la noche en Alcañiz y los vecinos de La Zoma fueron evacuados al polideportivo de Montalbán.

En la provincia de Teruel, los incendios activos que no están en fase de control son seis, de los que tres superan ya las 1.000 hectáreas.

Todos estos incendios según parece habrían sido provocados por las tormentas con abundante aparato eléctrico caídas en Aragón el pasado martes.

En la provinicia catalana, más de ochenta dotaciones de los bomberos han trabajado toda la noche para estabilizar el perímetro del incendio forestal de Horta de Sant Joan, que sigue avanzando, y ahora se empiezan a incorporar una veintena de medios aéreos. El presidente catalán, José Montilla, ha explicado al respecto que los trabajos de extinción incendio forestal de Horta evolucionan positivamente porque 'el perímetro está prácticamente cerrado', y ha subrayado que el cuerpo de Bomberos de Catalunya es 'de los mejores de Europa'.

Según Bomberos de la Generalitat, el incendio sigue avanzando y las condiciones meteorológicas previstas para hoy, con viento seco, hacen difícil que el fuego pueda controlarse aunque los bomberos trabajan para poder estabilizar el perímetro y evitar que el fuego siga avanzando.

El incendio se inició el pasado lunes y ha causado la muerte a cuatro bomberos y quemaduras graves a otros dos, además de calcinar unas 1.140 hectáreas de vegetación forestal, parte de ellas del parque natural de Els Ports, en Horta de Sant Joan. El viento ha dificultado las tareas de extinción del fuego.

En Navarra, efectivos del Servicio de Bomberos continúan a estas horas trabajando para extinguir el incendio que se declaró ayer por la tarde en una zona de vegetación de la Sierra de Izaga y que en estos momentos sigue sin estar controlado, ha informado el Gobierno de Navarra.

El fuego presenta varios focos en Zuazo, Alzórriz e Idocin y en el lugar hay bomberos del parque central y de casi todos los parques comarcales, que ayer por la tarde tuvieron que desalojar a unos sesenta vecinos de la localidad de Reta que horas después pudieron regresar a sus casas.

Sólo dos incendios forestales continúan activos en Castilla-La Mancha, ambos en la Serranía de Cuenca. El Servicio de Extinción de Incendios Forestales de Castilla-La Mancha ha dado por controlado el incendio forestal que se declaró ayer por la tarde en San Lorenzo de Calatrava y que afectó también al término municipal de Calzada de Calatrava, en la provincia de Ciudad Real, y que habría quemado unas 150 hectáreas.

El incendio más grave está situado en plena Serranía de Cuenca, en el término municipal de Poyatos y que, al parecer ha sido provocado, al originarse el pasado martes con distintos focos. Un dispositivo integrado por más de 300 personas han estado trabajando a lo largo de la noche en las labores de extinción de los dos incendios de la Serranía conquense, que siguen sin estar controlados.

El incendio forestal que ayer se declaró en los términos municipales de La Vall de Alcalá y Vall de Gallinera, al norte de la provincia de Alicante, continuaba a primeras horas de esta mañana 'activo y sin controlar', han informado fuentes del Centro de Emergencias de la Generalitat Valenciana. El viento de poniente dificulta las tareas de extinción de las llamas.

En el lugar se encuentra el conseller de Gobernación de la Generalitat Valenciana, Serafín Castellano, quien ayer avanzó que el fuego se inició por una posible negligencia o imprudencia, basándose en los primeros datos de la investigación.

El conseller se desplazó ayer por la tarde hasta el lugar del incendio para seguir las labores de extinción de este incendio, y esta mañana se encontraba en ese lugar coordinando las labores de extinción.

Desde primeras horas de esta mañana participan en las tareas de extinción cinco aviones air-tractor, seis helicópteros, un helicóptero de coordinación, 22 autobombas, 15 brigadas de la Generalitat y tres de la UME.