Público
Público

Llamazares cree que la Casa Real debe preocuparse por un debate de elecciones "presidenciales"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El candidato de IU a la Presidencia del Gobierno, Gaspar Llamazares, ha opinado hoy que la Casa Real "debería estar preocupada" por el debate entre José Luis Rodríguez Zapatero y Mariano Rajoy al corresponderse, a su juicio, con un enfrentamiento de "elecciones presidenciales".

En una charla con estudiantes en el salón de actos de la Facultad de Ciencias del Trabajo de la Universidad de Murcia, el líder de IU ha criticado este debate a dos porque "es una muestra del acartonamiento y del empobrecimiento de la democracia" en el país".

El líder de IU ha estado acompañado en este acto por dos figuras de cartón del presidente del Gobierno y del líder del PP, con los que ha posado al principio y ha bromeado: "Soy más alto que ellos".

Llamazares ha remarcado que su formación no es "una mosca cojonera" ni el "Pepito Grillo de nadie", sino que es una "fuerza seria" que tiene "propuestas y alternativas" y significa una "parte muy importante de la democracia española".

Después de criticar el "espectáculo mediático" de este debate, el coordinador general de la federación se ha apostado diez euros con quien encuentre diferencias en política económica entre el PSOE y el PP.

"Vamos a introducir color en esta campaña electoral", ha señalado el candidato de IU, que ha vuelto a rechazar "la foto en blanco y negro" que supone el debate de Zapatero y Rajoy.

Para Llamazares, un sistema bipartidista lleva a una "democracia de mercado" y de "espectáculo" que trata a los ciudadanos como "menores de edad", "espectadores", y "forofos".

Llamazares ha contrastado que mientras su formación cuenta con tres millones de euros para la campaña electoral, el PP gastará 16 millones y el PSOE invertirá 12,5 millones a lo largo de estos quince días.

El debate en televisión entre Zaptero y Rajoy será "acartonado", ha proseguido el líder de IU, ya que "está previsto todo", incluso, el resultado, porque "han dicho que prevén una victoria por puntos, no por KO".

Ha añadido que este cara a cara será una "mala película en blanco y negro, en la que todo es previsible" y "ya no tiene ningún interés".

Asimismo, ha criticado que el presidente del Gobierno y el líder del PP no hablarán de la disparidad de las rentas, la retirada de las tropas de Afganistán, la precariedad laboral, el gasto social o la situación de la Iglesia católica.

El candidato de IU ha vuelto a apostar por una reforma del sistema electoral -mediante un fondo de restos o la modificación constitucional-, ya que el actual sistema y el bipartidismo configuran un "liga amañada y predeterminada".