Público
Público

Llamazares: "Las leyes de Gallardón y Wert son el banderín de enganche del PP con su sector más ultra"

El líder de Izquierda Abierta junto a Montse Muñoz asegura que la Ley de Aborto es "una concesión a Rouco Varela" y se pregunta si "quieren tener hijos para el país o para hacer negocio con ellos" como en

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No es sólo que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ignorara por completo las propuestas para reactivar la economía que le hicieron prácticamente todos los grupos parlamentarios el pasado miércoles en el pleno del Congreso y que pasara de puntillas por el dato de la Encuesta de Población Activa de los seis 6,2 millones de parados. Que el PP haya hecho de la reforma educativa de José Ignacio Wert y la Ley de Aborto de Alberto Ruiz Gallardón dos caballos de batalla en una situación así, llama la atención. De ahí que Gaspar Llamazares, diputado de IU por Asturias y líder de Izquierda Abierta junto a Montse Muñoz crea que no es más que una excusa con la que contentar a un grupo muy concreto por el incumplimiento total de su programa electoral. 

'La ley antidopaje de Wert no es sólo una involución ideológica y del modelo público, sino que es una prueba de la prepotencia del Gobierno', que sirve de 'banderín de enganche' junto con la Ley de Aborto, para  hacer un guiño al sector más ultra del PP', opinó Llamazares durante un encuentro con periodistas. Muñoz sostuvo que, en concreto la reforma educativa de Wert muestra la 'hipocresía' del Ejecutivo, ya que por un lado 'asegura que lo hace para mejorar la calidad de la enseñanza, mientras por otro está recortando los recursos de la escuela pública'.

Llamazares, que atendió a los medios vestidos con una camiseta verde en solidaridad con la huelga general de la enseñanza que se desarrolla este jueves, reiteró que ante la desconexión social y la insensibilidad que muestra Rajoy con los recortes y su 'empecinamiento en seguir con unas políticas fracasadas, sólo cabe la desobediencia civil'. 'El Gobierno va a intentar mantenerse sin vida, como los zombies, hasta el final de la legislatura', sentenció Llamazares.

La conversación, que tuvo lugar en el Ateneo de Madrid, giró sobre todo en torno a la reforma de la Ley de Aborto propuesta por Gallardón y que ayer fue ya el centro de debate en unas conferencias organizadas por Izquierda Abierta. Para Llamazares, el PP busca aprobar una ley que calificó de 'clandestina' y que supone 'una concesión a Rouco Varela',  a 'toda prisa', porque teme que el Tribunal Constitucional tumbe el recurso que tiene interpuesto contra la reforma del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero en 2010. Muñoz y Llamazares creen que si el Constitucional dice que dicha norma respeta la Carta Magna, entonces la ley de supuestos que pretende implantar el PP se cae por su propio pie y sólo responderá a un 'asunto moral'.

'Gallardón es un mentiroso compulsivo. Un ministro que pretende modificar el Código Penal para la ley no puede decir que no va a haber penas de cárcel. Aumentarán las causas de cárcel de las mujeres y profesionales en nuestro país en casos de aborto', aseguro Lllamazares para quien 'la ley de supuestos crea un problema muy grave entre los profesionales', que a partir de ahora tendrán que redactar un informe valorando si se debe permitir o no el aborto. 'Es una concepción franquista de las mujeres', dijo Muñoz. 'Presenta a las mujeres como víctimas que tienen que pedir consejo porque no saben valerse por sí mismas y decidir lo que es mejor para ellas. Debería caérsele la cara de vergüenza al ministro', continuó.

Llamazares fue mucho más allá y se preguntó si 'quieren tener hijos para el país o para hacer negocio con ellos de forma fraudulenta'. 'Sé que puede ser una afirmación fuerte, pero me refiero a los bebés robados sobre los que la Iglesia no ha dado explicaciones desde el franquismo'.

El diputado por Asturias lanzó otra pregunta más que merece la pena hacerse: '¿Cómo es posible que les preocupen tanto los no nacidos cuando les preocupan tan poco los nacidos?'. Muñoz incidió en que son precisamente las políticas de recortes del Gobierno 'las que quitan derechos a los nacidos. Es obligatorio preguntarle a este Gobierno cómo es posible tener el porcentaje de niños en situación de pobrezaque tenemos' y puso como ejemplo la retirada de las subvenciones a los comedores escolares. 'No se trata de que en un comedor escolar se le dé una comida a un niño, sino de que eso garantiza a sus padres que su hijo va a comer', reclamó.

Los dos hicieron un llamamiento a un 'bloque de acción común' que congregue a los organismos sanitarios, las organizaciones de derechos humanos y los movimientos feministas para hacer frente a la propuesta de Gallardón. Para Muñoz, 'hacer leyes sin recursos económicos que garanticen la calidad de vida de la gente no tiene sentido'.